Eventos de inauguración o promociones de productos a pie de calles era algo habitual entre los comerciantes de Barcelona, pero desde que llegó Ada Colau al ayuntamiento de Barcelona, ese tipo de acciones suelen ser prohibidas.

Parece que en Barcelona solo puedes llevar a cabo un acto inaugural de tu establecimiento de forma "discrecional" y así lo confirme el documento publicado por Crónica Global, en el que el ayuntamiento de Barcelona pide a los comerciantes que sean "discretos" a la hora de realizar este tipo de acciones. “Inauguramos la tienda de forma casi clandestina. Nos sentíamos terroristas. Pero a pocos metros, tenemos a los manteros vendiendo género sin problema” explican los propietarios de un establecimiento de la Rambla de Cataluña.

expediente

Una normativa que crispa tras ver diariamente como grandes cadenas y manteros campan a sus anchas por las calles de Barcelona sin ningún tipo de discreción, como bien piden desde el gobierno. 

LICENCIA DENEGADA

El gerente del distrito del Eixample comunicó a los responsables de la tienda la decisión de “denegar la licencia de uso común especial de la vía pública, solicitada para ejercer la actividad de desfile de moda porque no concurren las circunstancias previstas para la concesión de este tipo de licencias de carácter discrecional, como la utilizar pública de la ocupación, compatibilidad con otros usos o actividades de la zona o adecuación a la estética de la instalación al entorno”.

Una negativa que se ampara en los artículos 2, 37 y 48 de la Ordenanza sobre el uso de las vías y los espacios públicos de Barcelona, y que no solo incluye eventos si no también el uso de los espacios públicos con objetos promocionales o la repartición de flyers a pie de calle. Este último caso, está completamente prohibido.

PROMOCIONAR NEGOCIOS PRIVADOS, NO

Varias fuentes municipales han aclarado para Crónica Global que en este caso: “se entiende que se trata de una actividad solicitada por un negocio privado que no tiene interés público. En Barcelona se han hecho pasarelas en la calle, pero en un marco colectivo, por ejemplo, como las organizadas por asociaciones de comerciantes para promocionar una zona determinada”

Por otro lado, la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Born, Marga Domingo explica decepcionada a Crónica Global que “siempre que hemos querido realizar actividades en la calle nos hemos encontrado con problemas. En cambio, los manteros se colocan sin problemas en la vía pública. Hemos luchado mucho para que el Ayuntamiento nos haga caso”. 

Esta normativa trae cola desde que se iniciaron los expedientes sancionadores del Consistorio a aquellos establecimientos que exponían flores y plantas en la vía pública. En lo que va de año, ya se han abierto 210 de estos expedientes sancionadores.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.