Elsa Artadi, Manuel Valls, Jaume Collboni, Ernest Maragall y Josep Bou han protagonizado este martes el debate final del ciclo de presentaciones organizado por el sector del comercio, concretamente por las fundaciones Barcelona Oberta y Barcelona Comerç, con los candidatos a la alcaldía de Barcelona. Como ya explicó Metrópoli Abierta, la alcaldesa Ada Colau declinó asistir. En el acto, el presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, ha lamentado la ausencia de Colau. “Creemos que es por un tacticismo electoral”, ha dicho. El día de su encuentro con los comerciantes, el 25 de marzo, la alcaldesa mantuvo un acalorado diálogo con los presentes por temas como el top manta, la inseguridad y la marca Barcelona.

Precisamente, el top manta ha centrado una parte importante del debate. Y ha tenido lugar sin la presencia de Colau, la principal responsable del importante crecimiento de manteros que ha habido en Barcelona los últimos cuatro años. Aunque ha alegado motivos de agenda, lo cierto es que Colau se ha escondido para evitar un debate espinoso, en territorio enemigo, en el que tenía mucho a perder y poco a ganar. Junto a Artadi, la organización ha dejado una silla vacía con el nombre de Colau. Tampoco ha asistido la alcaldable de la CUP, Anna Saliente. La relación entre el sector del comercio y la CUP es inexistente.

Para Valls se ha pasado de 200 a 2000 vendedores irregulares en las calles de la ciudad. “Acabaré con el top manta en pocas semanas. Hay que acabar con la política de ayudas a la cooperativa del top manta. En cuatro años ha recibido 1,5 millones de euros. Tiene que haber una política de orden y de tolerancia cero”. En opinión del ex primer ministro francés, la seguridad no es un tema de derechas o de izquierdas. “Ese es el gran error”. Valls ha calificado el top manta como “un sistema mafioso”.

REVISIÓN DE LA LEY DE EXTRANJERÍA

Artadi ha subrayado que el top manta se ha desbordado con Colau en la alcaldía. “Es un tema que tiene ámbitos muy claros: la ocupación y convivencia en el espacio público, el impacto en el comercio y el tema social”. Para Artadi, la solución para acabar con este fenómeno pasa por la colaboración interadministrativa y plantea una revisión de la Ley de Extranjería. “Cada administración tiene que asumir sus responsabilidades. Hay que enfocar el problema de manera global” Y ha añadido: “No puede ser que estas personas si están aquí se las condene a hacer el top manta”.

La silla vacía con el nombre de Ada Colau en el debate de candidatos del sector del comercio / VALLS BCN 2019
La silla vacía con el nombre de Ada Colau en el debate / VALLS BCN 2019

En opinión de Maragall, el tema es más complejo que reducirlo a un simple “ley y orden” como propone Valls, algo que ha calificado de grave error. “Hace falta un programa integral. Hay que actuar en toda la cadena del top manta. Hay mercancías que entran legalmente por el Port de Barcelona”, ha dicho el alcaldable de ERC, para quien también hay que incentivar políticas laborales y reformar la Ley de Extranjería. “El problema de los manteros no es exclusivo de Barcelona. Está en todas las ciudades turísticas mediterráneas, pero no son delincuentes. No es un problema de seguridad sino de autoridad. No se pueden negar los derechos que tienen estas personas”.

REFORZAR LA GUARDIA URBANA

Para Collboni “estos años [en referencia a Colau] ha faltado autoridad democrática” y ha asegurado que si gobierna “en los primeros 100 días de gobierno propondrá un pacto de seguridad para preservar un bueno uso del espacio público. Con más policía en los barrios se podrán evitar escenas como las que se han vivido estos últimos años”. Collboni ha insistido en poner en marcha un pacto de seguridad y reforzar a la Guardia Urbana con un mínimo de 1.000 agentes. El concejal ha criticado la falta de políticas de seguridad por parte de la Generalitat. “En Barcelona faltan 1.800 Mossos d'Esquadra”. Como exsindicalista, Collboni ha criticado con dureza que se de carta de naturaleza laboral a la actividad de los manteros y se haya potenciado la creación de un sindicato. “¿Quién es la patronal? ¿La mafia?”, se ha preguntado Collboni.

Para Bou, la gran responsable del auge del top manta es Colau. “No puede ser que se ocupe el espacio público de manera sistemática sin permiso. He hablado con los vendedores. Me he discutido con ellos. A estas personas hay que darles una solución, pero lo primero que hay que hacer es desalojar las calles. Están afectando de manera desleal a los negocios”, sostiene el alcaldable popular, que se ha mostrado partidario de hacer un censo de los vendedores del top manta. “La presencia de los manteros en las calles de Barcelona afecta al crecimiento económico”.

LA PROMOCIÓN DE BARCELONA

El debate ha tratado también la promoción de Barcelona y la necesidad de si Barcelona necesita otro gran acontecimiento para impulsarse a nivel internacional. Bou sostiene que Barcelona puede organizar todos los grandes acontecimientos que sean necesarios. “La marca Barcelona es mucho más conocida que la marca Cataluña”. Pero antes se ha mostrado partidario de poner orden en el ámbito político. “¿Ustedes se imaginan hacer unos Juegos Olímpicos en Barcelona con la ciudad llena de lazos amarillos?”, ha ironizado Bou, contrario a incrementar la tasa turística.

Para Collboni, el gran acontecimiento de los próximos cuatro años sería que los 10.000 comercios que hay cerrados en la ciudad levantaran la persiana y para ello hace falta estabilidad política y acabar con la incertidumbre. Acto seguido, Collboni ha defendido la necesidad de celebrar una Expo Universal en 2030 en la ciudad, un plan que tiene que poner en marcha durante los primeros 100 días de gobierno. Collboni ha recordado que ya existe un consenso entre los actuales grupos municipales para intentar sacar adelante unos Juegos Olímpicos de Invierno en Barcelona. Una propuesta que, por cierto, fue del exalcalde Jordi Hereu y recibió duras críticas por ello.

Los alcaldables presentes en el debate del comercio al que no ha ido Colau / JORDI SUBIRANA
Los alcaldables presentes en el debate del comercio al que no ha ido Valls / VALLS BCN 2019

BAJOS SALARIOS Y POCO CONSUMO

Según Maragall, hay que apostar por políticas más de fondo y valorar todo lo que hace el comercio por Barcelona. El alcaldable republicano ve muy necesario incrementar el consumo de los barceloneses, “ahora bajo mínimos”, aunque ha reconocido que es difícil por los bajos salarios. Maragall ha criticado la falta de una política de promoción de la ciudad durante las fiestas de Navidad y ve necesario aumentar la tasa turística. El exconseller ha propuesto también mejorar la señalización de la ciudad hacia equipamientos culturales y/o algunos establecimientos comerciales

Valls ha defendido la necesidad de hacer promoción. “Hay que apoyar al comercio”, pero ha reclamado que haya estabilidad política. “En eso serán muy importantes los pactos. No imagino que puede pasar con un gobierno independentista”. Sobre un acontecimiento en Barcelona, Valls ha recordado que él apuesta por unos JJOO de Invierno o unos de verano para 2032. "Para esge segundo acontecimiento todavía tenemos dos años para pensar cómo se afronta".

DIVERSIFICAR EL TURISMO

“La promoción de Barcelona no se puede reducir a un gran acontecimiento”, ha apuntado Artadi, para quien la promoción turistas no tiene que significar que venga más gente. “Hay que hacer promoción turística y se tiene que hacer para desestacionalizar y diversificar. Hay que apostar por el turismo deportivo, cultural, de negocios, LGTBI... Barcelona tiene que brillar en Navidad y no brilla”.

Los alcaldables han debatido también sobre el comercio electrónico y la movilidad que genera en la ciudad. El candidato del PP, este tipo de distribución de productos hay que regularlo, pero se ha mostrado contrario a implantar una tasa. “El comercio electrónico se tiene que ordenar, pero hay que defender a los comerciantes de la ciudad”. Collboni ha propuesto una tasa para los vehículos de distribución del e-commerce, que podría recaudar unos 7,5 millones de euros al año. Y Maragall ha defendido políticas de estímulo y de disuasión a la vez. “Hace falta una dimensión metropolitana. El modelo productivo de Barcelona tiene esa dimensión metropolitana”.

REPENSAR LA CIRCULACIÓN

Valls, candidato de la plataforma Barcelona Capital europea, ha subrayado que el comercio ha salido muy perjudicado estos últimos cuatro años. “Hay que repensar la lógica de la circulación. Hay que regular los nuevos sistemas de movilidad, pero no creo en tasas para el comercio local. Lo que sí que creo es que hay que bajar el impuesto de inicio de actividad económica”. 

Artadi ha recordado que el comercio electrónico crece a razón de un 20% al año y ha reclamado mejoras en materia de eficiencia en materia de transporte y evitar los desplazamientos absurdos que se hacen, en ocasiones, cuando se tienen que devolver productos que no han satisfecho a los clientes. Artadi no se ha mostrado partidaria de poner en marcha una tasa. “Me parece ridículo empezar la casa por el tejado”. Artadi ha apostado para que los dos modelos de comercio, el tradicional y el electrónico, c y ve la necesidad de reconvertir la flota de vehículos en eléctricos, “no contaminantes”.