Los centros de las grandes ciudades cada vez se parecen más entre ellos. Conocidas marcas de ropa, así como restaurantes fast-food, han homogeneizado los puntos estratégicos de las ciudades. Los promotores enfrente de franquicias atosigan a los transeúntes, algunos manteros venden llaveros turísticos a un 1€, tres asiáticas se sacan un selfie con sus gofres y un grupo de alemanes toma sangría en una terraza. Sí, estamos en Las Ramblas, uno de los espacios más concurridos de Barcelona a pesar del trágico atentado del 17A.

Dentro de este panorama a simple vista poco alentador, algunos negocios familiares aún subsisten en Las Ramblas más allá del frenético ritmo comercial, donde nuevos negocios abren y cierran en cortos periodos de tiempo. Muchos prueban suerte, pero no siempre la tienen. Por eso estos negocios familiares –que sobreviven fidelizando a sus clientes y ofreciendo productos de calidad– se han convertido en un símbolo de resistencia y autenticidad en el corazón de la ciudad condal.

Café de la Ópera

Originario de 1929, se fundó como la Xocolateria La Malloquina hacia 1890. Su actividad no ha cesado desde entonces, ni siquiera durante la Guerra Civil. Un lugar idóneo para reunirse que a lo largo de su historia ha acogido a personalidades eclécticas, desde anarquistas a intelectuales bohemios –pintores, escritores, músicos– así como políticos y empresarios. Es, como decimos, un lugar de encuentros donde se puede disfrutar del buen café con su decoración decimonónica.

Casa Beethoven

Música para dar y regalar. Situado al lado de La Virreina Centro de la Imagen, la Casa Beethoven sigue sobreviviendo en Las Ramblas desde 1880. Al servicio de la música y los músicos, la tienda está especializada en instrumentos, objetos de regalo y complementos musicales.

Casa Beethoven / P.B.
Casa Beethoven / P.B.

Restaurante Amaya

La cocina vasca y mediterránea que triunfa en Las Ramblas desde hace 75 años. Torralba, una cuarta generación de restauradores, sigue impulsando el negocio. Cadereta, rabo de toro, dados de solomillo o txagurro son algunas de las especialidades en el mítico Amaya.

Restaurante Amaya / P.B.
Restaurante Amaya / P.B.

Corbeto's Boots

De repente parece que salgas de Barcelona y vuelvas al Far West cabalgando con John Wayne. Corbeto's Boots es una tienda de botas y complementos que “pisa fuerte” desde 1948. Desde hace cuatro generaciones acercan las novedades de EE.UU. a los amantes de las motos y el rockabilly, así como del Country o Line Dance, ya sean hombres o mujeres. Atento al dato: Bob Dylan hace años se compró un par de botas ahí, donde aún hoy encontrarás las camperas de Valverde del Camino, ropa vaquera, cinturones, hebillas, entre otros. “Cada vez quedan menos negocios familiares en Las Ramblas”, cuenta Jordi Corbetos, propietario de Corbeto's Boots a Metrópoli Abierta. Justo al lado de este establecimiento acaba de bajar la persiana definitivamente Casa Sánchez, una tienda que vendía bolsas, mochilas, paraguas y souvenirs.

Corbeto's Boots / P.B.
Corbeto's Boots / P.B.

Pastelería Escribà

En este edificio de estilo modernista está la pastelería tradicional Escribà. En su momento coincidió con los fabricantes de pasta y sémola Figueras. En 1902 la Casa Figueras fue reformada por el escenógrafo Ros y Güell y en 1986 el pastelero Antoni Escribà i Serra se hizo con el local para su hijo Cristian y desde entonces él se encarga de esta pastelería que tiene unas mesas para la degustación. Este prestigioso lugar ha recibido varios premios y lo han visitado personalidades como el Rey Felipe VI o Joan Maragall.

Pastelería Escribà / P.B.
Pastelería Escribà / P.B.

Antigua Casa J. Xangó Cotchet

La elegante tienda de ropa de hombres fue fundada en 1820. Desde entonces sigue en pie ofreciendo productos de calidad aunque a un precio no apto para todos los bolsillos.

Antigua Casa J. Xangó Cotchet / P.B.
Antigua Casa J. Xangó Cotchet / P.B.

Las farmacias

Las farmacias de Las Ramblas son un emblema por la situación geográfica en edificios históricos. Pero aunque las fachadas sean asombrosas, la estética interior –contemporánea– sigue pareciéndose a la de otras farmacias alejadas del centro.

Farmàcia Nadal / P.B.
Farmàcia Nadal / P.B.

Free time

A simple vista parece una tienda más de souvenirs. Pero si uno mete el hocico dentro se dará cuenta que no solo venden libros y prensa nacional e internacional, sino que proporcionan publicaciones independientes, en ocasiones difíciles de encontrar en algunos quioscos, como por ejemplo, The gentlewoman, Volata, The plant, The happy reader o Pylot. Abierta desde el año 1992 esta tienda se ha convertido en una referencia literaria de Las Ramblas.

Free Time / P.B.
Free Time / P.B.

Cosmos

Es de esos restaurantes de aspecto anticuado y un poco dejado, que casi parece un afterhours o un motel. Aunque, en realidad, Cosmos no tiene nada que ver con lo que aparenta. En este lugar conformado por un restaurante y un alojamiento de “apartamentos” podrás ver fumarse a alguien un habano con una copa en la terraza con sillas metálicas.

Cosmos restaurant / P.B.
Cosmos restaurant / P.B.

Tapas 125

Hace cinco años, una familia se animó a abrir un negocio de tapas que sigue triunfando a día de hoy. Tienen especialidad en embutidos, croquetas, patatas bravas y postres como la crema catalana. Un lugar idóneo en pleno centro, cerca de Plaza Catalunya, para picar algo a la vez que te relajas.