Interior de la Granja Viader / GOOGLE MAPS
Interior de la Granja Viader / GOOGLE MAPS

Este es el comercio más emblemático de Barcelona: la granja donde se originó el Cacaolat

La 23ª edición de los Premis Comerç de la ciudad reconocen a Viader por su trayectoría en la ciudad

Guardar
Periodista
Actualizado: 11/11/2022 10:03 h.

Barcelona conserva la granja donde se originó el Cacaolat. Se trata de la Granja Viader y, en los Premis Comerç de este 2022 se ha reconocido como el comercio más emblemático de la ciudad. Así lo ha decidido el jurado porque su obrador es de "los pocos que siguen activos en la ciudad".

La distinción al establecimiento más emblemático es una nueva categoría de estos premios, que se ha lanzado junto a la mención especial al esfuerzo del comercio durante la crisis de la pandemia.

MÁS DE 150 AÑOS 

En 2020, la Granja cumplió 150 años.Ahora, al frente del comercio está Mercè Casademunt Viader, representante de la cuarta generación de la familia que dirige el negocio desde principios del siglo XX, desde que el bisabuelo de Mercè, Marc Viader, compró la vaquería --abierta en 1870-- en la que había empezado a trabajar unos años antes.

Chocolate a la taza y Cacaolat en la Granja Viader, el origen del Cacaolat / FACEBOOK - GRANJA VIADER
Chocolate a la taza y Cacaolat en la Granja Viader, el origen del Cacaolat / FACEBOOK - GRANJA VIADER

En estos 152 años de actividad, la Granja Viader --siempre en el mismo emplazamiento de la calle de Xuclà 6-- no ha cerrado nunca, ni siquiera durante la Guerra Civil, pero durante la pandemia se plantearon bajar la persiana. No obstante, en conversación con Metrópoli, Mercè aseguró que harían todo lo posible por seguir, y así lo han hecho.

Mercè Casademunt, propietaria de la Granja Viader / FACEBOOK - GRANJA VIADER
Mercè Casademunt, propietaria de la Granja Viader / FACEBOOK - GRANJA VIADER

EL ORIGEN DEL CACAOLAT, UNA BEBIDA CON ANTECEDENTES HÚNGAROS

El nacimiento de Cacaolat tiene un antecedente: Hungría. Marc Viader y su hijo Joan asistían a ferias y congresos por toda Europa. En 1931 fueron a una feria de maquinaria industrial en Budapest. Les invitaron a una boda en la que les sirvieron una bebida refrescante de cacao. A Joan se le encendió la luz y cuando llegó a Barcelona se puso manos a la obra para fabricar una bebida similar a nivel industrial, explica Mercè. Tras meses de pruebas dio con la fórmula. Joan, a quien se atribuye el invento, solicitó la patente en diciembre de 1931. Cacaolat se presentó en 1933 en el recinto firal de Montjuïc.

"Hasta los años 70, el concentrado de Cacaolat se hacía en la granja. Yo lo había visto de pequeña", explicaba Mercè a este medio. El resto del proceso se continuaba en la calle de Pujades, en el Poblenou, donde estaba la fábrica de Cacaolat.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.