Barcelona es la ciudad de España que más invierte en limpieza y “aprueba por la mínima con 51 puntos”. Así lo indica el informe generado por la organización de consumidores y usuarios (OCU) que, tras analizar 70 ciudades de España, sitúa a Barcelona como la primera en el podio.

La Ciudad Condal gasta alrededor de 106 euros por habitante al año en limpieza, mientras que Gijón y Valladolid son las que menos invierten, con 32 euros anuales por residente. En cambio, una de las mayores preocupaciones y quejas de los vecinos de Barcelona -seguridad a parte- es la suciedad en las vías públicas de la ciudad.

Por más que invierta las playas siguen estando plagadas de plástico, unos voluntarios recogieron el pasado 10 de junio 24.000 residuos tan solo de la Barceloneta; las vías están sucias; los contenedores rebosan y las alcantarillas están saturadas de recibir tanta suciedad. Por eso, quizás, Barcelona debería de fijarse en algunas de las ciudades más limpias del planeta para ver si saca alguna conclusión y mejora su política de limpieza. 

CALGARI, CANADÁ

Calgari es un claro ejemplo de ecociudad por muchos motivos. Utiliza de forma muy eficiente la gran cantidad de agua pura que se encuentra a su alrededor. Hace poco ha inaugurado un centro de tratamiento de aguas residuales que potabiliza 100 millones de litros de agua por día y está abastecida en un 75% por energías renovables. A parte sus ciudadanos están concienciados con la limpieza, reciclan y no permiten que un solo papel caiga al suelo. 

 

 

KOBE, JAPÓN

Es mundialmente conocido que los japoneses son ordenados y limpios a partes iguales. Cuidan de la ecología para contrarrestar la cantidad de población. Por eso la ciudad de Kobe es una de las más reconocidas por sus mecanismos de limpieza. Hace unos años sus gobernadores desarrollaron un sistema de alcantarillado muy efectivo que drena el agua de la lluvia aparte de las aguas residuales. Con estas limpian la ciudad y la dejan como una patena. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sky Drama Continues :) #dramatic #sky #suhaspatwa #fotomatic #kobe #shotoniphone

Una publicación compartida de Suhas Patwa (@suhaspatwa) el

 

HELSINKI, FINLANDIA

Muchos pueden asegurar que la capital finlandesa es algo gris y aburrida, pero nadie puede acusarla de ser sucia y dejada. La ciudad de Helsinki es una de las más limpias del mundo, y en parte es gracias a sus ciudadanos. Estos le dan mucha importancia al medio ambiente y a sus calles, quieren que siempre se vean bonitas y relucientes. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I have this thing with sneaking into courtyards 🎶 Anyone else as well? Have a great day ahead! #henrifromhelsinki #ullanlinna

Una publicación compartida de Henri Kallio (@henrifromhelsinki) el

 

ADELAIDA, AUSTRALIA

Adelaida es uno de los paraísos naturales que conforman Australia. La gran cantidad de terreno natural hace que los que vivan allí estén concienciados con el medio ambiente, por eso trabajan para estimular el reciclado urbano y para desvincular el uso de vertederos. Además cada año se plantan nada menos que tres millones de árboles que equilibran la huella de carbono. 

 

 

OTTAWA, CANADÁ

Sí, otra ciudad canadiense entra dentro del ranking de las ciudades más limpias del planeta. Hace algunos años Ottawa fue escogida como sede para el proyecto "La biosfera de ecociudad", realizado por la Unesco y cuenta con un avanzado programa de reciclaje seguido por toda la población.