Cierra Magia Roja, un local de música underground Barcelona. Para quienes no lo conozcan, Magia Roja fue un proyecto cultural pionero que ayudó a promover el arte a distintos niveles y que se estableció en la calle de la Alzina, en el corazón del barrio de Gràcia, en el año 2015.

A lo largo de todo este tiempo, sus miembros hicieron de todo: editar discos, organizar conferencias, talleres, sesiones de DJ dos veces por semana y música en directo en su sede, la Magia Roja HQ. Un local diferente: Lo que pasa en Magia Roja se queda entre sus cuatro paredes.

Hace una semana, los responsables de Magia Roja hicieron público la decisión de bajar la persiana. ¿El motivo? Los propietarios del inmueble se negaron a renovar el contrato de alquiler y el espacio se convertirá, casi con total seguridad, en un bloque de pisos de lujo.

UN PROYECTO UNDERGROUND

Magia Roja nació hace cinco años y desde entonces no ha dejado de ser un punto clave en la escena cultural de la capital catalana. Con más de 15.000 socios antes de cerrar, Magia Roja ofrecía un espacio para todo tipo de estilos musicales. Era un sitio donde vivir una experiencia muy experimental.

Hace más de diez años que pusieron en marcha un sello discográfico y ahora hace unos cinco que abrieron las puertas para crear un local que promoviera la cultura y el arte underground. En el año 2017, los responsables del Magia Roja decidieron lanzar una campaña de micromecenazgo para poder hacer obras de insonorización.

CONTÍNUA BÚSQUEDA DE ARTISTAS VALIENTES

En aquel momento, a la hora de presentarse a sí mismos ante el público barcelonés para buscar financiación, los responsables del local lo definieron como un sitio que tenía "voluntad de iluminar una genealogía secreta de artistas presentes y pasados, de cualquier ámbito, que sirvan para explicar el presente desde su fraccionada realidad sin caer en el cinismo, siempre con la luz como destino".

El interior del Màgia Roja durante una sesión nocturna / YOUTUBE
El interior del Magia Roja durante una sesión nocturna / YOUTUBE

Durante todo este tiempo, se ha programado exclusivamente música industrial, noise, free impro, psicodelia en el sentido más amplio, ambient, rock experimental, arte sonoro, música tribal y drone. Su criterio siempre ha sido Cualquier forma pero no de cualquier forma. Es decir, eclécticos pero no cínicos, sin ser ni superficiales ni frívolos. Siempre han procurado buscar “artistas valientes, originales y pioneros con los que cambiar nuestros alrededores y ayudar a hacer del mundo un sitio un poco mejor”, aseguraban en la campaña de 2017.

CIERRAN PERO BUSCAN NUEVA SEDE

Viktor Hurtado, director creativo y DJ de Magia Roja, asegura en una conversación con Metrópoli Abierta que ya buscan “otro local” y miran de preparar eventos mensuales, de momento, hasta junio.

Una imagen de un concierto de enero 2017 en el local / YOUTUBE
Una imagen de un concierto de enero del 2017 en el local / YOUTUBE

Por este motivo, quienes fueron los responsables de la ya antigua sede de la calle de la Alzina están en plena búsqueda de un nuevo local. Hurtado indica que les han llegado “muchas propuestas de espacios” y que se encuentran “sopesando” dónde instalar su nueva sede. Magia Roja avisa: nos vamos pero volveremos.