Situada en la zona más al sur del distrito de Gracia, muy próxima a la avenida Diagonal, se encuentra una de las calles con un mayor movimiento cultural de lBarcelona, la calle Séneca. A lo largo de su extensión, cada visitante puede disfrutar de una gran cantidad de tiendas de fotografía, diseño o cualquier otra vertiente del arte.

A continuación, un repaso a las mejores tiendas de esta calle, en busca de aquellos establecimientos capaces de trascender en el tiempo y de enamorar a cualquiera. 

COPIALAB

Situado en el número 5 se encuentra Copialab, un laboratorio fotográfico especializado tanto en fotografía en blanco y negro como en color. Sus más de 25 años de experiencia los avalan como uno de los referentes de la ciudad en materia fotográfica. Gracias especialmente a sus técnicas de fotografía química y de impresión digital.

Han trabajado con algunos de los fotógrafos con más renombre del panorama internacional, además de haber participado en multitud de galerías y museos alrededor de toda España.

GALERÍA DE MIQUEL ALZUETA

Hay que desplazarse hasta el número 9 para conocer de primera mano la galería de Miquel Alzueta, uno de los marchantes de arte más conocidos a nivel nacional. Además de ser conocido por la gran cantidad de obras que atesora su galería, también es uno de los principales coleccionistas a nivel europeo.

Su espacio acoge de manera regular diferentes exposiciones de algunas de las obras con más tirón a nivel mundial. Únicamente por conocer su espacio, merece la pena una visita.

ROIG ROBÍ

¿Un local que actúa al mismo tiempo como restaurante y galería de arte? Así es el espacio de Roig Robí, situado en el número 20. Su terraza es una de las más secretas, y bonitas, que se pueden encontrar en la ciudad de Barcelona. Sin embargo, si por algo destaca esta propuesta es por la calidad de todos sus platos.

Al contrario del resto de restaurantes que están cobrando cada vez más protagonismo en la ciudad de Barcelona, el del cocinero Javier Bosque se caracteriza por haberse posicionado como un referente gastronómico elaborando una cocina sencilla, sin pretensiones y muy sabrosa.