No es fácil conquistar el corazón de Barcelona con una hamburguesa. Prácticamente en cada calle puedes encontrar un restaurante o una cadena que sacie las ganas del manjar yankee por antonomasia. Pero Goiko Grill ha conseguido hacerlo, y no sólo lo ha conquistado, sino que lo ha multiplicado por nueve en menos de dos años.

A pesar de nacer en Madrid en 2013 de la mano de Andoni Goicoechea, un venezolano que llegó a la capital para ser médico y lo dejó todo para dedicarse en cuerpo y alma a Goiko, la Ciudad Condal es ya un mercado muy potente para la famosa hamburguesería desde que desembarcó cuatro años después de su nacimiento. Producto de gran nivel, trato exquisito, un marketing muy cuidado y lugares estratégicos decorados con un ambiente envolvente, casi hipnótico.

CRECIMIENTO EXPONENCIAL

El primero de todos se instaló en el número 58 del Passeig Sant Joan en agosto de 2017, y supuso “el salto más grande que hemos dado desde que nacimos”, según explicó Andoni en una entrevista a El Español. Luego llegaría a Aribau 113, Calvet 14, Can de Segalar 18, Gran Vía de les Corts Catalanes 129, Independència 339, Bruc 25 e incluso en los centros comerciales Som Multiespai y Vilamarina.

En todos ellos hay una esencia intrínseca de Barcelona, con una hamburguesa única elaborada con productos locales en cada uno de los restaurantes, que sólo se puede degustar si acudes a él. La Bonica, con queso de cabra y pimientos caramelizados; La Oink, con crema de camembert y pulled pork; Puerky, con queso Garrotxa a la plancha y cebolla morada agridulce; La Dolça, con sirope dulce y bacon; La Suis, con hash brown de batata y pepinillos; Mademoiselle; con cebolla horneada y salsa de sopa de cebolla; Montserrat, con espinaca frita, queso garrotxa y hash brown de patata; La Mercat, con escalibada y aceitunas negras o La Gresca, con alioli de ajo negro y guacamole. Aunque la más famosa y reconocida es la Kevin Bacon, honorada con ser la hamburguesa de autor más vendida de España entre 2017 y 2018. Está hecha con carne picada en la plancha y mezclada con trozos de bacon, cebolla crunchy y queso americano, e incluso tiene un hashtag propio #Kevintedeseo que cuenta con cerca de 800 interacciones.

Una de las famosas hamburguesas de Goiko Grill

Una de las famosas hamburguesas de Goiko Grill 

Los nueve locales de Barcelona cuentan con una capacidad de entre 200 y 350 metros cuadrados y dan trabajo a entre 12 y 20 personas cada uno de ellos, por lo que en total la hamburguesería ofrece más de 100 puestos de trabajo en la ciudad. Si lo extrapolamos a España, hay cerca de 1.000 trabajadores entre los 67 restaurantes abiertos y las oficinas. En cada restaurante de Barcelona tienen una media de unos 250 clientes diarios, y cada vez llegan más turistas que ya conocen Goiko desde su país gracias al trabajo en las redes sociales.

Ahora, tras conquistar Barcelona y otras tantas ciudades españolas, se lanzarán a la aventura europea respaldados por el fondo L Catterton, que adquirió hace justo un año el 80% de Goiko por 120 millones de euros.

IMPORTANCIA DE LAS REDES SOCIALES

Daniela Goicoechea, directora de marketing de Goiko, asegura que las redes sociales son “el boca a boca del siglo XXI”, y por eso la marca tiene una presencia constante en canales de comunicación como Twitter, Facebook y sobre todo Instagram. En esta última suman ya más de 387.000 seguidores con un perfil muy cuidado y trabajado donde realizan sorteos, dan regalos, presentan sus mejores productos y cuentan historias a través de sus trabajadores.

El éxito de esta red social también viene ligado al excelente trabajo que hacen con los influencers, desde los clásicos foodies, hasta los fashion o fitness bloggers, a los que invitan en las fiestas de aniversario o en las inauguraciones de nuevos locales. El altavoz que representa trabajar con ellos les permite llegar a mucha más gente con un perfil mucho más variado.

Ya en la fiesta del primer aniversario convocaron a los bloggers más influyentes de Madrid y les hicieron crear una hamburguesa, donde la ganadora sería incluida en la carta. Luis Rodríguez (@luisete), el ganador de la ingeniosa propuesta y reconocido foodie, bautizó su obra con el nombre de Elvis, y nos asegura que “junto a la Kevin Bacon doble, es la mejor”. “Sus hamburguesas están entre las mejores de España y están innovando constantemente sacando algunas muy curiosas, y su competencia no puede con ese ritmo, ni con el interés que suscita la marca”, confiesa.

ENVIDIA DE OTRAS CIUDADES

Luisete reconoce que uno de los puntos fuertes de Goiko es su estrategia de marketing digital y comunicación, que ha hecho que “mucha gente de ciudades donde no había Goiko mirasen con envidia a los lugares donde sí había. Y claro, cuando luego se abrían restaurantes allí, el éxito era fulgurante”.

Además, asegura que “cualquier persona que se haya convertido en comensal frecuente de un Goiko acaba siendo cuidado por el equipo, porque saben que parte de su éxito es el boca a boca y la gente que vuelve una y otra vez”.

IMPORTANCIA DE LA WEB

También la página web es un elemento importante para la comunicación de Goiko, y de hecho desde su aterrizaje en Barcelona tuvieron que redefinir el contenido para traducirlo todo al catalán como una forma de cuidar a sus nuevos clientes. El aspecto de su web es tan limpio e intuitivo, que la mayoría de reservas las consiguen a través de su web y no vía telefónica o presencial.

A través de la misma se puede obtener merchadasing oficial o Goiko Swag, como así lo llaman ellos. Allí puedes encontrar tazas adornadas con frases características de la marca o camisetas con alguna de las hamburguesas más reconocidas serigrafiadas en el pecho.

APLICACIÓN DEL BIG DATA

Todas estas acciones le valieron para ser premiados en el 10º Aniversario de los Premios Nacionales de Marketing en la categoría de Startups y Pymes, y lograron posicionar la marca como la LoveBrand de la restauración española y colocarse en el noveno puesto de las marcas de retail en España con mayor relevancia en redes sociales.

La tecnología ha permitido a la marca crecer de forma exponencial en los últimos años y ofrecer un servicio personalizado para cada cliente. Todos los camareros disponen de una tablet donde apuntan las comandas y además ofrecen una imagen del punto de la carne según el gusto del consumidor. Además, en las oficinas de Goiko se trabaja con Big Data para conocer el perfil de cada cliente, qué productos consumen, donde lo hacen, qué aspectos pueden mejorar, cuál es el siguiente paso a dar…

EL TEAM BUILDING COMO INSTRUMENTO

Otra de las máximas de Goiko es la satisfacción de sus propios trabajadores. Igual de importante es contentar al cliente como a tu propia familia, porque en Goiko así se consideran todos. Anualmente, en el mes de octubre, se junta toda la plantilla, desde camareros hasta directivos, en algún punto de Madrid para celebrar una actividad conjunta y potenciar el sentimiento de trabajo en equipo. A estas jornadas les llaman Goiko Games, y suponen un paso más del Team Building tan recurrido en las empresas hoy día.

Una imagen de parte del equipo de Goiko Grill

Una imagen de parte del equipo de Goiko Grill 

Natalia, una de las camareras del Goiko ubicado en la Gran Vía barcelonesa, nos asegura que por encima de todo “destaca el buen rollo y el compañerismo”. “Aquí todos somos amigos, hay buena organización y todo está cuidado al más mínimo detalle”, confiesa.

He trabajado mucho en la restauración, pero aquí hay algo diferente. Los horarios son buenos, pagan siempre cuando corresponde y organizan jornadas de equipo donde durante un día se cierran todos los restaurantes de España para pasarlo bien; eso es algo que ningún otro restaurante hace a esos niveles”, nos cuenta.

La conquista pues es dual, no sólo llega a los clientes, cada vez más fieles a la marca, si no que también llega a los propios trabajadores que se sienten satisfechos y privilegiados de pertenecer a una empresa que les cuida y valora. Eso se puede reconocer fácilmente en sus caras cuando entras a Goiko.