La apuesta era fuerte: diez años no se cumplen todos los días. El Festival Cruïlla tenía claro que en esta especial edición no quería defraudar a nadie. Con un récord de asistencia (77.000 personas), el evento musical cierra 2019 con el orgullo de ser el más comprometido con el público local, tanto joven como familiar: ha logrado afianzar su apuesta por el eclecticismo melómano en la era de los hits comerciales. Más allá del cartel adaptado a todos los oídos, edades y casas, ha sido uno de los pioneros en aplicar la tecnología 5G en el campo de los conciertos y ha ampliado su oferta con charlas y monólogos de comedia. No obstante, algunas actuaciones en el Parc del Fòrum han despuntado y desde Metrópoli Abierta las hemos querido subrayar. 

LA BUENA ‘VIBRA’ DE JORGE DREXLER

Jorge Drexler actuando en el festival / CRUÏLLA
Jorge Drexler actuando en el festival / CRUÏLLA 

El cantautor uruguayo Jorge Drexler logra lo que muchos querrían: crear un ambiente íntimo, mágico, frugal e irrepetible. Los fans no solo siguieron de pe a pa las letras de canciones como Todo se transforma, sino que gritaron y bailaron al ritmo de su frenética guitarra. Pese a sus dos décadas viviendo en España, Drexler no se ha olvidado de sus raíces. Así lo demostró en el concierto del Festival Cruïlla con pinceladas de candombe (música típica de Uruguay) y la Milonga del moro judío.

A propósito, también quiso agradecer la labor de Open Arms dedicando a todas las personas del Mediterráneo la canción Movimiento. Con él, el barco luminoso de La Fura dels Baus navegando entre los asistentes y el canto colectivo lleno de buena vibra. Y, como brochazo final, todos los fans terminaron bailando “en la cueva”.

 

LA REVOLUCIÓN HURACANADA DE KYLIE MINOGUE

Kylie Minogue actuando en el Festival / CRUÏLLA
Kylie Minogue actuando en el Festival / CRUÏLLA

Kylie Minogue era una de las cabezas de cartel. La cantante australiana decidió actuar en el festival barcelonés, convirtiéndolo así en la única parada en España en 2019. Minutos antes de su actuación, sus seguidores se fueron aglutinando en la zona del escenario principal esperando a su particular diva del pop. Kylie Minogue es un símbolo de lucha para el colectivo LGTBI y ha cosechado multitud de premios, aparte de vender 90 millones de copias de sus discos, por lo que el hype era muy grande.

La artista no defraudó interpretando su último disco Golden y una selección de sus hits más conocidos en un concierto. No faltaron las serpentinas, el confeti y los cambios de vestuario repleto de lentejuelas. La reconocida cantante trajo consigo una superproducción con un despliegue audiovisual que los asistentes al Cruïlla agradecieron. La australiana destacó por su increíble voz ajena al paso del tiempo y la brutal energía con la que realizó un show único en el que no faltaron Can't Get You Out Of My Head o Spinning around, dos de los éxitos más reconocidos de su carrera.

 

DERMOT KENNEDY, UN DESCUBRIMIENTO MÁGICO

Dermot Kennedy en concierto del Festival Cruïlla / Andrea Membrado
Dermot Kennedy en concierto del Festival Cruïlla / Andrea Membrado

El cantautor irlandés Dermot Kennedy consiguió crear un ambiente mágico y especial en uno de los escenarios más reducidos del Cruïlla. Su voz rasgada y las notas en la guitarra hicieron que, poco a poco, se fueran acercando asistentes del festival atraídos por su sonido. El cantante, conocido por su single Power Over Me, interpretó todas las canciones de su repertorio, dejando a los más escépticos sorprendidos con su encanto personal. Kennedy no dudó en abrirse en canal y mostrarse emocionado en la que fue su primera actuación en Barcelona, algo que sus seguidores agradecieron coreando su nombre y sus estribillos.

 

LA ENERGÍA DESLUMBRANTE DE FOALS

Un momento durante el concierto de Foals / CRUÏLLA
Un momento durante el concierto de Foals / CRUÏLLA

Un baño de masas en toda regla. Los amantes del rock alternativo se rindieron ante la banda inglesa que marcó el apogeo del Festival Cruïlla. El líder y vocalista Yannis Philippakis demostró estar en plena forma deslumbrando a los asistentes con una energía arrolladora y su polo empapado en sudor. Siguiendo la línea de otros conciertos, la banda Foals deleitó a todos los presentes en el escenario de más envergadura del festival (Estrella Damm) con clásicos ineludibles como My Number o Birch Tree.

Más adelante, el público se vino arriba con Mountain at My Gates y demostró haber hecho los deberes cantando temas de su último álbum Everything not saved will be lost, como la pegadiza Exits. Para sorpresa de los fans, Philippakis se lanzó sobre el público e interactuó con los seguidores más acérrimos. Un momentazo que los presentes nunca olvidarán.

 

ZAZ VUELVE FORTALECIDA AL FESTIVAL

Zaz en el concierto de Barcelona / CRUÏLLA
Zaz en el concierto de Barcelona / CRUÏLLA

Isabelle Geffroy, más conocida por su apodo artístico Zaz, debutó en directo en España en 2014 en el Festival Cruïlla. Este año, con mucho más reconocimiento que tiempo atrás, la cantautora francesa actuó de nuevo en el evento musical barcelonés dejando boquiabiertos a muchos. Su primer disco batió récords de ventas en Francia y la canción Je Veux la situó entre las artistas de éxito en todo el mundo. Algunas covers de sus temas más reconocidos en Operación Triunfo hicieron que el público más joven se interesara por su dulce cantar.

En la actuación de este año en el festival, Zaz deslumbró como nunca presentando los temas de su nuevo álbum Effet miroir. Sin necesidad de grandes producciones y acompañada de su banda, la joven interpretó canciones en castellano y francés y contó con la participación de un entregado público que se mostró más que receptivo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.