La consellera de Cultura, Àngels Ponsa, ha reconocido que no se ha detectado ningún brote de coronavirus en ninguno de los actos organizados por el sector.

CULTURA "ESENCIAL Y SEGURA"

Ponsa, tras aseverar que la cultura es "esencial y segura", ha desvelado que la pasada semana y, ante la petición de las autoridades de que eran necesarias las restricciones, se acordó el "aplazamiento, que no anulación" de diferentes programaciones culturales.

A pesar de ello, Ponsa, que ha comparecido a petición propia siete semanas después de ser nombrada, ha querido subrayar que gracias a que se aprobó la declaración de la Cultura como Bien Esencial, se pudo aplicar el "bisturí" y conseguir "salvar" las actividades de las exposiciones de museos y galerías de arte o las ventas en librerías.

REAPERTURA DE LOS EQUIPAMIENTOS

En total, ha calculado que en este momento se dispone de unos 43,2 millones de euros para ayudas dirigidas directamente al sector, uno de los más afectados por la epidemia de coronavirus.

La consellera ha señalado que en cuanto la velocidad de propagación se sitúe por debajo del 1, a 0,9, volverán a abrir todos los equipamientos culturales actualmente cerrados, al menos, al 50 % de su aforo.

Por otra parte, Àngels Ponsa se ha mostrado favorable a "cambiar de paradigma e incentivar la actividad cultural" y a "medio plazo" crear unas bases "para una nueva financiación de la cultura, que no pase por ir pidiendo cada año un incremento de los presupuestos".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.