Laura Borràs, presidenta de JxCat / EFE
Laura Borràs, presidenta de JxCat / EFE

Borràs no pide perdón sobre el 17A: “Siempre hay que escuchar a quien exige la verdad”

La presidenta de JxCat asegura que está “fuera de lugar” interrumpir el minuto de silencio, pero insiste en que hay “muchas dudas” sobre lo que ocurrió el 17A

Guardar
Manel Manchón
Periodista

Como si no hubiera tenido ningún papel. Sin ninguna disculpa o petición de perdón. Así se presenta ahora Laura Borràs, la presidenta suspendida en funciones del Parlament y presidenta de JxCat. La dirigente independentista ha considerado “fuera de lugar” la interrupción del minuto de silencio en la conmemoración del cinco aniversario del 17A, en recuerdo a las víctimas de los actos terroristas. Pero ha insistido en que no se puede “condenar” que se quiera escuchar a los que reclaman “saber la verdad”.

En una entrevista en Rac1, Borràs ha señalado que “siempre hay que escuchar a quien exigen la verdad”, en alusión a las decenas de personas que aprovecharon el acto para reclamar que se investigue con mayor profundidad lo que sucedió el 17A, y que tachan al Estado español de estar detrás de los atentados.

EN LA LÍNEA DE JOAQUIM FORN

Borràs ha justificado que, “siempre cuando se acabó el acto”, fuera a saludar a los manifestantes, haciéndose suyas esas reclamaciones. “Lo he hecho siempre, como presidenta del Parlament, porque creo que hay que escuchar a quien protesta, aunque no sea agradable”, ha señalado. Pero en esos momentos, se dejó querer por los manifestantes, al grito de “presidenta, presidenta”, relacionando el acto con sus problemas políticos en el seno de JxCat, tras haber sido apartada como presidenta del Parlament por su situación judicial, a las puertas del juicio oral.

Borràs ha constatado que no saludó ni habló en ningún momento con el manifestante que gritó durante el minuto de silencio, y que, con posterioridad, se enfrentó con los familiares de las víctimas de los actos terroristas. “No encontrará ningún vídeo donde yo haya saludado a esa persona”, ha asegurado.

La posición de Borràs, muy criticada por dirigentes de su propio partido, como Jordi Sànchez, expresidente de JxCat, es la misma que la que defienden otros referentes del independentismo, como Joaquim Forn, el que fuera mano derecha de Xavier Trias en el Ayuntamiento de Barcelona. Forn, este mismo jueves, ha aludido a informaciones periodísticas de hace tres años en las que se relacionaba al Estado, a sus servicios de inteligencia, como responsable de los atentados por no haber actuado con celeridad, a pesar de que se conocían a los potenciales terroristas.

"MUCHOS INTERROGANTES"

"Que hubiera un centenar de personas que exigieran saber la verdad responde al hecho de que ya hace cinco años y hay muchos interrogantes. Familias y víctimas quieren esclarecer los hechos, y no solamente ellos, una sociedad que ha vivido estos hechos tiene que poder saber qué ha pasado", ha manifestado Borràs, manteniendo esa tesis que defiende una buena parte del independentismo.

De nada han servido las palabras del ex Mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, en las que insiste en que los agentes del CNI se comportaron en todo momento con “lealtad”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.