Ecologistas en Acción ha alertado de 39 superaciones del umbral de ozono tras la ola de calor en toda Catalunya y, en especial, en Barcelona, donde ha habido hasta diez casos durante el episodio. Sin embargo, el Ayuntamiento considera que no hay problema y que la ciudad cuenta con los protocolos necesarios para evitarlo.

Según ha informado la asociación ecologista este jueves, en un comunicado, el umbral se sitúa en 180 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, y los niveles elevados del contaminante afectan de manera estructural al 80% de la población y el 90% del territorio español.

Los ecologistas han advertido de que se ha superado de manera generalizada el objetivo establecido por la normativa para proteger la salud ante la pasividad de las administraciones, que “siguen sin adoptar los Planes de Mejora de la Calidad del Aire”, reprochan.

En contestación a los ecologistas, la teniente de alcalde de Barcelona y alcaldesa accidental, Laia Ortiz, ha señalado que la ciudad dispone de protocolos de actuación que se activan si aumentan los NOx y las partículas, pero que no suele registrar estos incrementos de ozono: "En función de cada municipio y cada tipología, se activa un protocolo u otro", ha dicho.

Ortiz ha defendido que el Ayuntamiento ha incrementado su respuesta en función del contaminante que aumenta, y que, en el caso concreto de que se incremente el ozono, "se centra en el impacto a personas vulnerables, controlando la hidratación y la exposición solar".