ARCHIVADO EN:

El rechazo de una ciudad a albergar un prestigioso museo es un rara avis, un hecho insual que se sale de la norma. Los barceloneses han observado atónitos esta semana cómo el Ayuntamiento de su ciudad, gobernado por el tándem Colau-Collboni, rechazaba construir una sede del Museo Hermitage en el barrio de La Barceloneta, una zona castigada por el turismo de borrachera low cost. Pocos encontraban una explicación lógica a la negativa del gobierno municipal al proyecto cultural. 

Y es que mientras Barcelona rechaza museos, el resto de ciudades los acogen con los brazos abiertos. Este es el caso de Nueva York, Oslo o Berlín, que próximamente inaugurarán nuevas instalaciones de este tipo.

INAUGURACIONES EN OSLO

Según publica este domingo el diario económico Expansión, Oslo inaugurará esta primavera un museo dedicado al pintor Edvard Munch, conocido como el pintor de la angustia por su famoso cuadro El Grito.

El edificio, que dispondrá de tres salas diferenciadas, está diseñado por el arquitecto español Juan Herreros. En su interior se exhibirán la mayor parte de las 28.000 obras de Edvard Munch, y contará también con exposiciones temporales de los prestigiosos artistas noruegos e internacionales.

Al sur de Oslo, también en primavera, abrirá sus puertas Ramme, una propiedad que perteneció a Munch, y donde pintó sus obras más célebres. Rodeado de parques y bosques, se trata de un nuevo destino cultural que mezclará exposiciones, conciertos y obras de teatro. Se inaugurará con una gran exposición sobre el artista noruego.

JAMES-SIMON-GALERIE DE BERLÍN

Otro país que apuesta fuerte por la cultura es Alemania. Su capital, Berlín, estrenó hace unos meses la James-Simon-Galerie. La nueva y espectacular entrada ha sido diseñada por David Chipperfield, arquitecto británico que ya reconstruyó el Neues Museum y que llevaba trabajando en este proyecto desde hace 20 años.

El edificio está concebido como puente entre el Museo de Pérgamo y el Neues, uniendo el pasado de sus edificios históricos de piedra caliza, con la construcción blanca y contemporánea de Chipperfield.

RENOVACIÓN DEL MOMA

De forma paralela, Nueva York sigue creciendo como referente cultural, y lo hace con nuevos equipamientos museísticos. El pasado 21 de octubre reabrió sus puertas el Museum of Modern Art de Nueva York (MOMA), tras una ampliación --tanto arquitectónica como artística--, en la que se han invertido 450 millones de dólares. 

Situado en el centro de Manhattan, el emblemático MOMA cuenta con 37.000 metros cuadrados dedicados íntegramente al arte, lo que supone un 30% más de espacio expositivo. El museo neoyorkino alberga nuevas galerías de arte en vivo y un innovador Laboratorio de Creatividad con fines educativos. La novedad es que la extensa colección de obras de artistas como Andy Warhol, Jackson Pollock, Brancusi, Matisse o Picasso, aparecen ahora expuestos junto a las obras que les inspiraron, de diferentes periodos y de muchos países, en una mezcla inspiradora. En total, el MOMA recibe tres millones de visitantes al año.

NUEVO MUSEO EN PETRA

Otro caso que llama la atención es el nuevo museo de Petra (Jordania), inaugurado el pasado mes de diciembre. Se trata de un gran edificio de 1.800 metros cuadrados con más de 300 objetos y una piscina ornamental. En un recorrido de dos horas, que incide en la Edad de Piedra, el museo se centra en la sofisticada ingeniería que suministraba agua a la antigua ciudad del desierto. En sus galerías también se puede encontar la famosa Tumba del Tesoro y otros descubrimientos arqueológicos, más recientes, así como valiosos frescos y pisos de mosaico encontrados en Petra.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.