Mazazo para el sector cultural. El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido este domingo suspender todos los espectáculos programados hasta final de mes como consecuencia del rebrote de la COVID-19 en la ciudad y su área metropolitana. 

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, lo ha comunicado este domingo en Twitter. "A regañadientes tendremos que detener el [festival] Grec y los equipamientos culturales y deportivos no podrán abrir mañana". Tampoco podrán celebrarse el Cruïlla, el festival de Pedralbes y el Primavera Sound, que ya había anunciado que detenía sus conciertos por la situación sanitaria

La decisión se enmarca en las medidas acordadas por el Procicat, dependiente de la Generalitat, que ha acordado este domingo nuevas restricciones en Barcelona. En concreto, "se prohíben todas las actividades extraordinarias y de carácter temporal de tipos cultural, espectáculo público, recreativo, deportivo y de ocio nocturno". Asimismo, el Procicat también ha decretado "el cierre al público de los gimnasios, polideportivos y complejos deportivos, públicos o privados".

COLAU, EN CONTRA

La medida no afectará a los espectáculos programados para este domingo, que se salvan de las restricciones. 

Las nuevas limitaciones acordadas en el Procicat no gustan a la alcadesa, que se ha mostrado muy crítica con la decisión. "Mucha gente está diciendo, con razón, que parece incoherente mantener terrazas o playas abiertas y, al tiempo, prohibir espectáculos o deportes que cumplen la normativa sanitaria". Acto seguido, ha disparado contra el gobierno catalán: "Pero es lo que ordena el Govern. Acompañaremos a los sectores afectados para pedir excepciones que son de sentido común".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.