Aparentemente no es más que una muesca en el muro lateral del edificio del Museu d’Historia de Barcelona (Muhba), en la calle del Arc de Sant Ramon del Call. Aparentemente. Porque, en realidad, es casi un documento histórico: un hueco que debió estar ocupado por una mezuzah judía. Un vestigio superviviente que nos habla de la existencia, hace siglos, de una comunidad judía presente desde antiguo en la ciudad y con un papel muy activo en la comunidad urbana de la Edad Media.

La mezuzah es un pergamino enrollado que contiene escritos los dos primeros párrafos de la Shemá (una de las principales plegarias de la fe judía que debe recitarse al levantarse y al acostarse). Este pergamino se enrolla y se coloca dentro de un estuche generalmente cilíndrico (de metal, de madera o de vidrio), que posee una abertura desde la que se puede leer la palabra "Shaddai", uno de los nombres de Dios, según la tradición judeocristiana. Se colocan a la entrada de las casas, en un lugar bien visible para todos y permiten diferenciar las casas judías de las que no lo son.

Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) / AJ BCN
Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) / AJ BCN

Poco se ha conservado físicamente del antiguo Call de Barcelona, más allá del trazado de sus calles y una abundante documentación recogida en los archivos de la ciudad. Hay quienes aseguran que todos los indicios apuntan a que la hendidura en el muro de la sede del Muhba es sin duda la mezuzah de una casa judía, levantada sobre los restos de una casa romana: la casa de Yusef Bonhiac, tejedor de velos. Otros, sin embargo, sostienen que no esto no es más que una leyenda y que la casa es posterior a esta época.

--

Descubre más curiosidades y rincones de Barcelona en la cuenta de Instagram @inmasantosherrera [link directo]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.