ARCHIVADO EN:

Inmersa ya en un ambiente otoñal, Barcelona se prepara para afrontar un duro temporal de levante que se iniciará durante la madrugada de este martes. Las precipitaciones serán abundantes y en algunos momentos podrán alcanzar intensidad torrencial. Diversos modelos meteorológicos indican la posibilidad de registros superiores a los 150 litros por metro cuadrado en todo el episodio, que finalizará a lo largo del miércoles. También serán noticia las fuertes rachas de viento y una notable alteración marítima.

Este lunes, además de la abundante nubosidad que puntualmente ha dejado alguna llovizna, se ha podido observar una tromba marina frente a la costa de la ciudad. Alfons Puertas, desde el Observatorio Fabra, ha podido fotografiar este espectacular y efímero fenómeno de tiempo severo, que podría repetirse durante este temporal. Sin duda, un primer síntoma de la progresiva inestabilidad que está experimentando la atmósfera.

El ORIGEN DEL TEMPORAL

La llegada de una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) al sur peninsular coincidirá con la formación de una borrasca en superficie que arrancará del norte de Argelia y que posteriormente se desplazará por el mediterráneo occidental. El contraste térmico que tendrá lugar entre el aire frío en altura y el aire más cálido y húmedo en superficie, junto con una temperatura del agua del mar que en el caso de Barcelona se encuentra alrededor de los 21ºC, favorecerá el crecimiento de nubes convectivas y la formación de tormentas. La borrasca impulsará vientos de componente marítima y por ello serán las comarcas del litoral y del nordeste de Catalunya las que mayores cantidades de precipitación recibirán.

Mapa de la precipitación acumulada
Precipitación acumulada por el modelo ECMWF

Según los últimos mapas del tiempo consultados, habrá un par de periodos con precipitación intensa y abundante, que quedarían comprendidos entre la madrugada y mañana del martes y la noche del martes al miércoles. En general serán dos días pasados por agua, complicados en cuanto a la movilidad durante los momentos en que descarguen los aguaceros. Mucha atención a las plantas bajas, sótanos y aparcamientos de algunos edificios ya que podrían verse sorprendidos por una gran cantidad de agua en un corto espacio de tiempo.

ATENCIÓN AL VIENTO Y AL FUERTE OLEAJE

El viento irá in crescendo a medida que la borrasca se profundice y aproxime a la costa catalana. En Barcelona, las rachas más fuertes tendrán lugar durante la mañana del martes, cuando el viento del nordeste podrá superar los 80 km/h. Posteriormente, el viento rolará al este y seguirá soplando con moderada a fuerte intensidad. Durante la jornada del miércoles soplará de componente sur e irá amainando. La ciudad no está acostumbrada a rachas de viento de esta magnitud. Por ello, Protección Civil recomienda recoger toldos y retirar macetas, ropa y otros objetos de balcones y terrazas que pudieran caer y provocar un accidente. También habrá que extremar las precauciones a la hora de realizar actividades al aire libre y en zonas arboladas, así como alejarse de grúas, andamios y muros inestables.

Las fuertes rachas de viento harán que el mar esté muy alterado, con olas que podrán superar los 4 metros de altura, especialmente durante la madrugada y mañana del miércoles. Ante esta situación de peligro se recomienda no acceder a las playas ni a los espigones y se desaconseja totalmente el baño, más teniendo en cuenta la ausencia de socorristas al haber finalizado la temporada de baño. No vale la pena correr riesgos innecesarios para obtener una fotografía o ver de cerca las grandes olas, que seguramente dejarán dañadas las playas de la ciudad condal.

Previsión altura significativa de las olas por el modelo WW3-10km/GFS
Previsión altura significativa de las olas por el modelo WW3-10km/GFS

Teniendo en cuenta las escasas precipitaciones del año en curso, es una muy buena noticia que llueva. Pero como acostumbra a suceder en nuestro clima mediterráneo, en pocos días se puede pasar de la sequía a las inundaciones. Por ello, es de desear que el temporal no cause grandes estragos en la ciudad.