El museo Picasso de Barcelona contará con la obra El cec del periodo azul del artista Pablo Picasso. El Ayuntamiento lo ha adquirido en una subasta pública, tal y como ha informado el museo este viernes en un comunicado.

El dibujo data del 1903 en Barcelona y está hecho con tinta y lápiz azul. Representa a un hombre ciego y está "indiscutiblemente relacionado a obras maestras de este momento como La comida del ciego del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, en Estados Unidos. 

HASTA LOS 100.000 EUROS

La licitación se ha realizado en la casa de subastas barcelonesa Subarna, con un precio de salida de 40.000 euros, aunque la esperanza era que llegase a los 100.000 euros. En la puja online, que se realizó el pasado jueves, 7 de octubre, el precio ha quedado en casi 50.000 euros. El Ayuntamiento no facilitado el coste del cuadro.

El dibujo estaba desaparecido desde hace 100 años. Según explicó Juan Carlos Bejarano, uno de los expertos en pintura de Subarna, un día se acercó a la sala un particular que aseguraba que tenía una obra de Picasso.

Subastan en Barcelona un dibujo de Picasso desaparecido desde hace 100 años / SUBARNA
Subastan en Barcelona un dibujo de Picasso desaparecido desde hace 100 años / SUBARNA

DUDAS INICIALES

Tras las dudas preventivas iniciales, "al verlo al natural, la primera impresión fue positiva, dada la seguridad del trazo y de la firma". Además, el soporte era una tarjeta postal, "un material reutilizado y humilde", muy acorde con la pobreza en la que se hallaba sumergido por aquellos años Picasso.

Para comprobar la veracidad de la obra, Bejarano verificó si la obra aparecía reproducida en el famoso y enciclopédico catálogo razonado de Zervos. Efectivamente, el dibujo aparecía junto a otros que Picasso había esbozado para su obra maestra La comida del ciego.

FIRMA

La firma que aparece en la reproducción de Zervos difiere de la del dibujo hoy aparecido. No obstante, la sala argumenta el detalle porque "en algún momento alguien que no era el artista dejó en la esquina inferior derecha una firma falsa, pero los primeros propietarios, los hermanos Junyer-Vidal, amigos íntimos del pintor le pidieron a Picasso, probablemente a finales de los años 50 o principios de los 60, que firmara la obra (como así hizo con otras creaciones suyas), procediendo a eliminar la anterior".

El dibujo se presentará públicamente en el Museu Picasso los próximos días y pasará a formar parte de la colección permanente.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.