ARCHIVADO EN:

"Ante el poco previsible cambio de actitud de la Conselleria de Salut de la Generalitat, durante los próximos días iniciaremos las acciones legales oportunas contra la arbitrariedad y la indefensión que sufren el derecho a la libertad religiosa y a la libertad de culto, constitucionalmente protegidos". Así se ha pronunciado el Arzobispado de Barcelona, que ha lamentado la "injusta y discriminatoria" limitación a diez personas en los actos religiosos.

A través de un comunicado, la Iglesia ha recordado que en todas las misas cumplen con todas las medidas higiénicas para evitar contagios, después de que el Priocicat redujere el aforo máximo permitido para la eucaristía de ayer en la Sagrada Familia.

NORMATIVA

El Arzobispado argumenta que el templo ha reabierto para el turismo este fin de semana y para otros locales interiores más reducidos la Generalitat admite un aforo del 50%.

Un hecho que considera “injusto” y recuerdan que en todo momento han sido “muy cuidadosos y respetuosos en mantener las normas sanitarias exigidas para los espacios cerrados” y han recordado finalmente que para esta misa se ha tomado de temperatura a los asistentes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.