El artista catalán Santi Moix ha abierto esta semana un debate interesante. Concretamente, ha propuesto sustituir el obelisco ubicado en la céntrica plaza Cinc d'Ors (en la confluencia entre la avenida Diagonal y paseo de Gràcia) por la obra Dona i Ocell de Miró. 

La arriesgada propuesta ha cogido forma esta semana en la cuenta de Instagram de Moix, después de que haya colgado una simulación hecha por su colaborador Ricardo Prado. En el fondo, esta primera idea supone una yuxtaposición de fotografías tomadas desde la mencionada plaza y también de la obra de Miró, que actualmente se halla en el parque de l’Escorxador.

CIUDAD "CULTURALMENTE APAGADA"

“La gente me habla de que la ciudad está fatal, que no hay imaginación. Me pregunta por mi visión de la ciudad, a la que ven culturalmente apagada, falta de energías y de reinventar cosas. Y como vivo cerca de paseo de Gràcia con Diagonal, cada vez que veo el obelisco de granito me lamento, porque a mí no me dice nada”, lamenta el artista en unas declaraciones hechas este domingo a La Vanguardia.

Mientras que, desde su punto de vista, la escultura de Miró "da un positivismo y una luz pero lastimosamente está colocada en un lugar que no se disfruta y que no le otorga la categoría de obra capital", asegura Moix.

"Un tipo de escultura así sería una nueva perspectiva de la ciudad y cambiaría un poco el estado de ánimo de la gente. Daría la excelencia de esta ciudad, su luminosidad, su mediterraneidad. A veces solo es necesario un pequeño movimiento para cargarte de optimismo y generar nuevas energías”, prosigue el pintor barcelonés. Santi Moix ha abierto la caja de pandora. ¿Se plantearía el actual gobierno municipal un cambio de esta magnitud?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Que tal un canvi de mobles ?

Una publicación compartida de Santi Moix (@santimoix) el

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.