Antonio Cañete, presidente de Pimec, en una entrevista con la Cadena Cope / MA
Antonio Cañete, presidente de Pimec, en una entrevista con la Cadena Cope / MA

Antonio Cañete: "El decrecimiento de Colau se vivió en la pandemia, ¿es lo que quiere?"

El presidente de Pimec aboga por “hacer ya el cuarto cinturón”, y dejar el debate constante que lleva a la parálisis

Guardar
Manel Manchón
Periodista
Actualizado: 25/06/2022 12:12 h.

El mundo económico reclama máxima prudencia. El cuadro macroeconómico no apunta buenas expectativas en los próximos meses. Es la posición del presidente de Pimec, Antonio Cañete, que considera que la reforma laboral ha podido ser positiva, pero podría tener efectos engañosos, que se verán tras el verano. Cañete cree que los gobernantes deben ser precisos en sus acciones, y pide al próximo gobierno municipal que salga de las urnas, en la ciudad de Barcelona, que tenga en cuenta “lo que tiene entre manos”. A su juicio, la apuesta por el decrecimiento económico de la alcaldesa Ada Colau, puede ser nefasto para la ciudad. “El decrecimiento de Colau se vivió en la pandemia del Covid, con todo parado, con la ciudad sin turistas y sin actividad, ¿es lo que quiere? Hay que tener cuidado con ese tipo de proyectos, que nos empobrecen a todos”.

Cañete, en una entrevista en el programa Converses, de la Cadena Cope, con la participación de Metrópoli, no entra en las disquisiciones sobre candidatos o sobre posibles acuerdos tras las elecciones municipales. “Debemos tener un respecto máximo por la ciudadanía, por sus elecciones”, señala. Pero el presidente de Pimec sí señala que el gobierno que surja debería ser “valiente en la toma de decisiones”.

El dirigente empresarial considera que la ampliación del aeropuerto debería ser una prioridad, y que todo el tejido económico espera decisiones de los gobernantes para que Barcelona y el resto del territorio catalán pueda competir en los próximos años con todas las garantías.

CUARTO CINTURÓN, NO 'RONDA NORTE'

Una de esas decisiones que está pendiente, además de la ampliación del aeropuerto de El Prat, es el llamado cuarto cinturón, para conectar mejor el Vallès, el Occidental y el Oriental y las ciudades de Terrassa y Sabadell. El Govern de la Generalitat, formado por ERC y Junts per Catalunya, no quiere escuchar nada con ese nombre. Y el proyecto ha derivado hacia una especie de “ronda norte”, para no dar la impresión de que se trata de una gran carretera, que ha causado el rechazo de los movimientos ecologistas.

Cañete cree que los debates están bien, pero, “en algún momento” se deben transformar en decisiones concretas. “Hay que hacer ya el cuarto cinturón, hace mucho tiempo que se debería haber puesto en marcha. Sin embargo, que cae en debates constantes, en ideas diferentes, que, en realidad, lo que provocan es una parálisis”.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / EUROPA PRESS
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / EUROPA PRESS

Es lo que ha pasado, con responsabilidades distintas entre el Govern de la Generalitat y el Govern de Aragón, con los Juegos Olímpicos de Invierno. La candidatura conjunta para 2030 se ha cancelado, por parte del COE. “Lo que nos pasa es que no se generan oportunidades de país para el futuro, y eso es un gran obstáculo. El país es su conjunto debe jugar en primera división y poner las bases y el esfuerzo para conseguirlo”, señala, después de recordar que Cataluña ha pertido un enorme peso en el sector industrial, que es lo que había caracterizado a la comunidad históricamente.

antonio2 pimecIMG 5236
Antonio Cañete, presidente de Pimec, en la entrevista con Cope y Metrópoli / MA

“Se han perdido 15.000 empresas en lo que llevamos de siglo XXI, con un descenso de ocho puntos de PIB respecto al sector industrial, y ello nos obliga a una reacción rápida para no perder el tren, el de las oportunidades para las nuevas generaciones”, insiste Cañete.

La preocupación del sector económico es que los altos precios de la energía acaben ahogando a las empresas y que las grandes empresas también lo hagan con las medianas y pequeñas. Esa es la lucha que lleva, desde hace años, Antonio Cañete, que busca una legislación que pueda resolver el problema de la morosidad. Como representante de la mediana y la pequeña empresa, Cañete insiste en que las grandes corporaciones podrían salvar a gran parte de ese tejido económico si pagaran –a proveedores y empresas de servicios que contratan— en plazos más cortos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.