ARCHIVADO EN:

Rambla Catalunya, 118. Nueve angelotes rosados y asexuados juguetean entre el follaje. De pelo rubio y castaño, cada uno con algún objeto entre las manos, en grupo o individualmente, mueven sus alitas blancas enredándose entre telas azules en el llamativo esgrafiado central que decora la fachada de la casa Marfà (cuidado, no confundir con la Casa Viuda Marfà, en el paseo de Gràcia 66, y construida algunos años después por el mismo arquitecto y para la misma familia). El edificio entre medianeras, de estilo ecléctico, fue construido en 1899 por el arquitecto Manuel Comas i Thos.

Consta de planta baja y cinco pisos, con balcón corrido en el primero, segundo y quinto piso. Esta estructura delimita el panel central donde destaca con sus tonos verdes, rosados y marrones, el citado esgrafiado. No es el único detalle a destacar en esta construcción proyectada para uso residencial: las barandillas de hierro de todo el edificio están decoradas con delicadas figuras de mariposas.

--

Descubre más curiosidades y rincones de Barcelona en la cuenta de Instagram @inmasantosherrera [link directo]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.