ARCHIVADO EN:

La madrugada del miércoles ha sido la más fría en Barcelona de lo que llevamos de otoño. En el centro de la ciudad, la temperatura ha bajado hasta los 12ºC con viento moderado que acentuaba la sensación de frío. Sin duda alguna ha sido necesario salir a la calle con más ropa de abrigo.

Este año el frío ha llegado de golpe y tarde. El mes de noviembre había arrancado con temperaturas altas, tal y como atestiguan los 26ºC de máxima alcanzados durante el pasado sábado. Y no fue hasta el martes por la noche cuando el Observatori Fabra registró la primera temperatura inferior a los 10ºC de este otoño, igualando los registros tardíos de los años 2017, 2005, 1994 y 1988, que también tuvieron lugar en un 5 de noviembre. En su larga e ininterrumpida serie de temperaturas, iniciada el año 1914, sólo ha habido una ocasión en que este primer registro inferior a 10ºC se haya producido más tarde, concretamente el 6 de noviembre de 1971.

BAJAN LAS TEMPERATURAS

De cara a los próximos días, los modelos meteorológicos indican que el frío se intensificará a partir del viernes, con temperaturas mínimas por debajo de la marca de los 10ºC y máximas que no superarán los 17ºC. Con respecto a la precipitación, existe la posibilidad de que se produzcan algunos chubascos débiles durante el jueves y el próximo domingo.

A medio plazo, la temperatura se mantendrá por debajo de la media climática, como mínimo, hasta mediados de la segunda quincena de noviembre, tal y como nos indica el meteograma del modelo GFS previsto para Barcelona. La línea de color rojo corresponde a la temperatura media de los últimos 30 años a 1.500 metros de altura y la de color blanco es la temperatura media prevista para los próximos días. El frío parece estar asegurado.

 

Meteograma Barcelona 071119
Evolución de temperatura y precipitación prevista para Barcelona

OCTUBRE DE 2019, EL MÁS CÁLIDO A NIVEL GLOBAL

Como consecuencia del cambio climático, los veranos se alargan más allá del equinoccio de otoño, aproximadamente cuatro semanas más. Esta tendencia se viene observando desde los años ochenta y el año en curso no ha sido una excepción. Los datos acabados de publicar por el programa Copernicus, que es un proyecto dirigido conjuntamente por la Agencia Espacial Europea (ESA) y por la Unión Europea a través de la Agencia Europea de Medio Ambiente, indican que este pasado mes de octubre ha sido el más cálido en nuestro planeta desde que hay registros.

Con una temperatura 0,69ºC por encima de la media del periodo 1981-2010, octubre 2019 supera por un estrecho margen a los meses de octubre de 2015 y 2017, que hasta ahora ocupaban las primeras posiciones del ranking. A escala europea, la temperatura media fue 1,1ºC superior a la del periodo 1981-2010, convirtiéndose en el tercer octubre más cálido de los últimos 40 años.

En el caso de Barcelona, octubre fue también fue un mes cálido. Una percepción de la ciudadanía que coincide con los datos registrados por el Observatori Fabra. La temperatura media fue de 18,5ºC, 1,8ºC por encima de la media del periodo 1981-2010.