ARCHIVADO EN:

Un año más las playas se vuelven a llenar de medusas. Este 2019 los animales han decidido incrementar su presencia en las playas de Barcelona más que en otros sitios de la costa catalana. Según la jefa del servicio de gestión de emergencias, Montse Font, el total de picadas es parecido al del año pasado, a pesar de creer que este año iba a haber un repunte de los invertebrados en el mar.

Por contra, si que se ha detectado que la distribución de las medusas ha sido diferente respecto a los años anteriores. Las playas del barcelonés y las del Ebro son dos de las zonas donde han aumentado las picada de medusas, a diferencia del a Costa Brava y la Costa Daurada, donde el número de incidencias por este tipo ha caído.

CAMBIO DE TAMAÑO

En este sentido, se ha detectado que las medusas que se pueden encontrar en las playas de la costa de Barcelona este año son más grandes que las que se podían ver en años anteriores.

En 2018 se registraron un total de 6.623 picadas de medusa en Catalunya, lo que representa una proporción de una de cada cuatro atenciones en los centros.