El alquiler sube y el Ayuntamiento lo paga. El pasado mes de diciembre al consistorio le caducaba el contrato de arrendamiento que tenía firmado con Inmobiliaria Colonial para alojar en el centro comercial de Les Glòries sus oficinas del departamento de Urbanismo por 2,5 millones de euros. Lejos de aprovechar la ocasión para encontrar un espacio más asequible, el consistorio ha renovado por dos años más el convenio, el cual se ha encarecido un 32%.

Más de 3,3 millones de euros públicos anuales irán a pagar las oficinas de los servicios municipales dedicados a Urbanismo, Ecología Urbana, el Instituto Municipal de Informática y Cetramsa, tal como refleja la Gaseta Municipal del 30 de enero. Cifra a la cual se le sumarán otros 70.000 euros en 2018.

Al enterarse de la cantidad de dinero que el consistorio gasta en arrendar las oficinas, algunas asociaciones de vecinos, como la de Sant Andreu de Palomar, no han tardado en pedir que se destine ese dinero a construir desde cero un edificio administrativo. ¿Su posible emplazamiento? El desértico solar municipal de las Casernes. Desde hace más de una década podría albergar un equipamiento administrativo de características similares a las oficinas de la Diagonal.

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE INMOBILIARIA COLONIAL?

La sociedad anónima que posee las oficinas situadas en el centro comercial de Les Glòries fue hasta hace pocos años matriz inmobiliaria de La Caixa. Una simbiosis empresarial que finalmente quedó atrás, a partir de la venta de las acciones que poseía la entidad financiera.

Hoy por hoy, Inmobiliaria Colonial está controlada por el holding del gobierno qatarí Qatar Investment Authority y el grupo mejicano Finaccess. Incluso BlackRock, empresa adjetivada como 'fondo buitre' por algunos medios, posee parte de la sociedad que alquila las oficinas de la Diagonal al Ayuntamiento de Barcelona. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.