Después de estrenar un nuevo 'look' mejorado tras finalizar la primera fase de las obras del Park Güell, esta semana se ha iniciado en el recinto la segunda la segunda fase de restauración de la Plaça de la Natura.

Las obras permitirán mejorar el sistema de drenaje de las aguas pluviales y harán posible la impermeabilización del techo de la Sala Hipòstila, según ha explicado el Ayuntamiento de Barcelona este domingo en un comunicado.

ACCESOS HABITUALES

El acceso en la Plaça de la Natura y a la propia Sala Hipòstila ha quedado parcialmente limitado, pero los accesos habituales al Park Güell no quedarán afectados.

El Park Güell es uno de los lugares más visitados de Barcelona

El cierre de la plaza se ha hecho solo de manera parcial, hecho que permite seguir observando el banco de Gaudí y la panorámica de la ciudad y evitar molestias a los vecinos y visitantes.

EVITAR SU DETERIORO

El espacio en obras cuenta con una superficie de 3.000 metros cuadrados de arenisca, un material filtra el agua de la lluvia y sirve, a su vez, para regar el Park Güell. El consistorio asegura que, gracias a las obras, se conseguirá mejorar este sistema y evitar su deterioro.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.