ARCHIVADO EN:

Los portales inmobiliarios difieren en la cifra exacta, pero sitúan la subida del precio del alquiler en Barcelona en 2016 por encima del 10%. Según los datos de Fotocasa la crecida es del 13,4%, mientras que para Idealista es del 16,5%

La realidad es que en la mayoría de barrios de la capital catalana cuesta encontrar pisos dignos por debajo de 600€ al mes. Barcelona es la ciudad con el precio del metro cuadrado de alquiler más caro de España, 15,1€, siendo Ciutat Vella el distrito más caro, a 17,4€ el metro cuadrado. Esto supone que un piso de 50 metros cuadrados tiene un coste de 870€.

El pasado martes, la alcaldesa Ada Colau se reunió con las principales plataformas de alquiler (Airbnb, Habitaclia, Idealista) y otros representantes del sector para pedirles que se integren en el consejo del Observatori Metropolità de l'Habitatge, que pretende crear un índice de precios de alquiler.

El ayuntamiento de Barcelona ha culpado del incremento del precio del alquiler a los promotores turísticos y quiere trabajar con ellos para solucionar la situación de tensión entre los salarios de la población y el precio del alquiler.

Discrepancia en el motivo del aumento de coste

El analista y consultor económico e inmobiliario Gonzalo Bernardos, por su parte, considera erróneo este enfoque, pues señala que la mayor parte de la oferta de apartamentos turísticos se originó durante los años más duros de la crisis, en los que los precios bajaban o se mantenían estables.

Para Bernardos, una de las principales causas del encarecimiento del suelo es la recuperación económica, que ha provocado que aumente el número de personas que quieren independizarse, así como el de las que se tuvieron que ir a vivir fuera de la capital catalana y que ahora quieren volver.

La otra causa principal es el aumento de la población internacional, con mayor poder adquisitivo. Según Bernardos, la entrada de Barcelona “en la liga de las grandes ciudades europeas”, unida al clima y la mejora en las conexiones hacen que cada vez sean más los europeos que establecen la capital catalana como su lugar de residencia, pues, pese a la subida de los precios el alquiler en Barcelona sigue siendo más barato que en otras ciudades como Londres, París o Roma.

Ambos factores han provocado el aumento de la demanda de alquileres, superando el nivel de oferta. Es por ello que Bernardos considera que la tendencia seguirá al alza, quizás en menor medida, pero señala, en declaraciones a Metropoli Abierta, que “Barcelona se va a volver cara. La clase media se va a tener que ir a vivir a la periferia” donde sí que podrán asumir el coste de la vivienda en alquiler.

Beatriz Toribio, responsable de Estudios de fotocasa, considera que “España es y seguirá siendo un país de propietarios, pero el alquiler ha tomado mucha fuerza en los últimos años y eso se está trasladando a los precios. Pese a la mejoría del mercado de la compraventa, existe una fuerte demanda porque muchos españoles se refugian en el alquiler por razones económicas: inestabilidad laboral, bajos sueldos, imposibilidad de acceder a la financiación o miedo a no poder hacer frente a los costes de la compra de una vivienda”.

El alquiler, según Toribio, “nos permite más flexibilidad y libertad en un mundo tan cambiante como el que vivimos”.  

[gallery]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.