Una de las prioridades del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona es la disminución de la contaminación y su principal enemigo es el coche. Es por ello que desde el consistorio barcelonés se ha recibido con rechazo el proyecto del Ministerio de Fomento para desdoblar la Ronda Litoral.

El proyecto de Fomento, que por ahora ha sacado a estudio, afectará al tramo comprendido entre los puntos kilométricos 11,5 y 18 de la Ronda Litoral; se inicia en el entorno del enlace de acceso a la Zona Franca y al Puerto de Barcelona, y concluye en las proximidades de la estación ferroviaria de mercancías de El Morrot.

Por la Ronda Literal circulan diariamente más de 100.000 vehículos. El estudio de Fomento estudia la alternativa más adecuada que permita aumentar la capacidad actual de la Ronda Litoral, resolviendo los problemas de funcionalidad existentes y los que se prevén como consecuencia de los desarrollos urbanísticos e industriales de la zona.

CRÍTICAS DE FERNÁNDEZ DÍAZ

La negativa del equipo de Colau al proyecto de Fomento ha recibido una dura crítica del líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, quien considera que la ampliación de la ronda Litoral permitiría una mejora pasando de cuatro a ocho carriles -cuatro por sentido- con la construcción de un nuevo viaducto, lo que supondría "acabar con el caos de retenciones y tener una mayor fluidez de tráfico".

Según Fernández Díaz, la reforma de la Ronda Litoral evitaría la contaminación por las congestiones que se producen, especialmente en la zona del Morrot, por lo que lo considera un buen proyecto.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.