El Ministerio de Fomento da respuesta a los compromisos adquiridos con la ciudad continuando con las obras que se iniciaron en verano en el colector de la Rambla de Prim, en el tramo del Besòs del mismo proyecto, un paso imprescindible para completar la obra.

“Han entrado las máquinas en el terreno de lo que será la estación de la Sagrera. Las obras de la losa acabarán dentro de un año, después se añadirá la estructura”. Así lo ha asegurado la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

La reactivación de estas obras representa un hecho relevante en el cumplimiento de los compromisos del Ministerio de Fomento para continuar y dar fin a este proyecto de Adif, tanto de la estructura como de los accesos a la futura estación de tren. Unas obras que se prevén finalizar en 2020, según fuentes del ministerio. 

Después de los trabajos de la losa y de impermeabilización, la ejecución del proyecto continuará con dos fases: la primera, la puesta en servicio de los corredores ferroviarios de cercanías de las líneas Barcelona-Mataró y Barcelona-Granollers-Sant Celoni por el interior de la estación. La segunda fase servirá para la puesta en servicio del corredor de alta velocidad, también por el interior de la infraestructura.

Respecto al proyecto del colector de la Rambla Prim, las obras avanzan según la planificación prevista, habiéndose ejecutado hasta la fecha un 70% de la obra.

Sanz ha reclamado que este reinicio “no lo pare nadie” y que la estación sea una realidad. La teniente de alcaldía también ha recordado que siguen pendientes las obras de la estación de tren de Sant Andreu Comtal, donde ya se han mejorado los accesos para las personas con limitaciones de movilidad. Sanz espera que las obras “puedan coser las heridas que tanto tiempo arrastran los vecinos de la zona y devuelvan la dignidad a los barrios de Sant Andreu y la Sagrera”.