El Ayuntamiento de la alcaldesa Ada Colau y el Patronat de la Sagrada Familia presentarán a lo largo de esta mañana un acuerdo histórico para la urbanización de los entornos de la Sagrada Familia. El pacto tiene como objetivo regularizar las obras para continuar con el plan especial de la basílica y que las obras se ajusten por fin a la normativa. También, para que el templo pague la preceptiva licencia tal y como ha venido reclamando en estos últimos tiempos la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz. 

El acuerdo que firmarán Colau y el presidente de la Junta Constructora, Esteve Camps, prevé asimismo que la Sagrada Familia haga una inversión millonaria para adecuar los entornos del templo. Al mismo tiempo, Camps ha afirmado que “pagará lo que corresponda por ley”, sin aportar ninguna cifra concreta.

La junta constructora mantiene el 2026 como fecha para la finalización de la parte arquitectónica. Para después quedará probablemente la ornamentación de la fachada de la Glòria, cuyo contenido será debatido por una comisión formada por tres teólogos y cinco críticos de arte. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.