Ordenador en un escritorio
Ordenador en un escritorio

Préstamos y micropréstamos online: cómo solicitarlos

La comodidad y rapidez hacen que estos tipos de financiación sean una alternativa a los préstamos bancarios tradicionales en determinados casos

Periodista

Son muchas las ocasiones en las que deberemos correr con gastos necesarios a los que no podemos hacer frente por diferentes causas. Por esta razón, muchas entidades financieras han apostado por ofrecer préstamos online rápidos y sin papeleos, facilitando así que cualquier persona que abogue por una financiación pueda disponer de esa suma económica con la mayor premura.

¿EN QUÉ COSISTE UN PRÉSTAMO?

Los préstamos son operaciones económicas por las que mediante contrato, una entidad financiera, como es el caso de un banco, adelanta una cantidad concreta de dinero a la persona que la solicita, denominada prestatario. Dicha persona se compromete a devolver la cuantía facilitada por el prestamista -- que puede ser a su vez otra persona, o bien una empresa bancaria -- en un plazo de tiempo concreto y junto a los correspondientes intereses.

¿ES LO MISMO PRÉSTAMO QUE CRÉDITO?

No, en absoluto, si bien son dos conceptos que tienden a confundirse por su similitud.

Hay una serie de diferencias fundamentales y fácilmente identificables, como son:

  1. El crédito puede renovarse o ampliarse -- si así se desea -- una vez finalizado el plazo inicial que se había determinado. En cambio, los préstamos no admiten ni renovación ni ampliación, sino que una vez finalizan, no pueden prolongarse.
  2. Otra de las distinciones que los caracteriza es la amortización, es decir, la devolución del dinero. En el caso del préstamo, la cuantía fijada se va devolviendo de forma progresiva y regular, con periodicidad mensual, trimestral o semestral.
  3. En el caso del crédito, el dinero que se otorga se no se proporciona todo de golpe. Mientras que con los préstamos sucede a la inversa: todo el dinero se proporciona directamente.
  4. Aunque ambos tienen intereses, los de los créditos suelen ser mucho más elevados. No obstante, presentan una ventaja: sólo se paga por la cantidad utilizada.

¿CUÁNDO RECURRIR A CADA UNO DE ELLOS?

Las personas suelen recurrir a los préstamos en caso de querer o necesitar financiar coches, estudios o reformas doméstica. Suelen ser cantidades significativas que implican una devolución en períodos de tiempo más o menos largos.

En cambio, los créditos los suelen solicitar cuando les falta liquidez durante periodos muy concretos y pasajeros.

VENTAJAS DE LA SOLICITUD ONLINE

  • Comodidad

La tramitación puede efectuarse desde casa, a través de Internet, sin la necesidad de tener que personarse en una oficina bancaria. Normalmente, los datos y documentos de los que se precisa para completar la solicitud se pueden presentar por medio de la misma página web, en la que se suele encontrar un formulario con los campos necesarios a completar.

  • Mejores condiciones

Los préstamos online suelen ofrecer mejores condiciones a los consumidores que aquellos que realizaríamos físicamente en la entidad pertinente. Además, los productos financieros suelen ser más económicos.

  • Ventaja de solicitar micropréstamos

Para conocer los beneficios y desventajas de los bancarios, y así formarte una idea objetiva, puedes visitar ThinkBig, un blog con información sobre fiscalidad y financiación.

DIFERENCIA ENTRE PRÉSTAMOS Y MICROPRÉSTAMOS ONLINE

Los micropréstamos son conocidos también como créditos rápidos. Consisten en pequeñas cantidades de dinero. Normalmente se solicitan para cubrir necesidades que suelen suponer un importe bajo. La desventaja es que sus intereses por demora son más elevados. Sin embargo, al tratarse de cantidades mínimas o muy pequeñas por la magnitud de lo que se va a cubrir, suelen ser inmediatos y de solicitud sencilla. Tampoco generan papeleo, cosa que sí sucedería en un banco si se solicitara en persona.

¿CÓMO SOLICITAR UN MICROPRÉSTAMO ONLINE?

El procedimiento de solicitud es sencillo y cómodo, ya que basta con completar un formulario en la misma web de la entidad en cuestión. En caso de precisar de alguna documentación extra aparte de la aportada por el formulario, los documentos se suelen escanear.

Una vez el formulario queda completado, se recomienda analizar la situación económica personal a través de un comparador financiero.

TIPOS DE PRÉSTAMOS

  • Personales

Permiten financiar necesidades de escaso importe y muy específicas. Todo ello para un momento muy concreto. Por ejemplo: costearse viajes, bodas, reformas en casa, gafas…

  • De estudios

Es el que actualiza con más frecuencia sus ofertas. El público al que se dirige son estudiantes, para financiar matrículas universitarias, estudios de postgrado o en el extranjero.

  • Hipotecarios

Aparte de la garantía personal, estos préstamos requieren de una garantía material, normalmente el mismo. Por tanto, es el habitual en el caso de adquirir un inmueble. El ejemplo más común es la compra de una casa. 

--

Contenido patrocinado

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.