La Sociedad Anónima Laboral es una forma jurídica muy común entre las empresas de este país. Por ello, a continuación, te daremos toda la información que necesitas sobre este tipo de sociedad

EN QUÉ SE DIFERENCIA DE UNA SOCIEDAD ANÓNIMA

La principal diferencia entre ambas es que en el caso de la Sociedad Anónima Laboral, parte importante del capital social es propiedad de los trabajadores, que realizan servicios retribuidos bajo una colaboración indefinida.

CARACTERÍSTICAS DE LA SOCIEDAD ANÓNIMA LABORAL

Con respecto a su capital social, este debe ser de un mínimo de 60.000 euros repartidos en diferentes acciones nominativas, que reciben el nombre de clase general o clase laboral (si son propiedad de los trabajadores). Salvo en el caso de que la sociedad haya sido constituida por solo dos socios, ninguno de los socios puede poseer más de un tercio del capital social en acciones.

Por otro lado, hay una cláusula que impide que el número de horas al año desempeñadas por los empleados indefinidos supere el 49% del total de horas al año desarrolladas por los socios trabajadores.

Otra de las características de la Sociedad Anónima Laboral es la posibilidad de realizar una transmisión inter vivos entre socios trabajadores y empleados indefinidos. Si no hubiese ninguna oferta de compra, el socio las puede transmitir con total libertad.

Del mismo modo que ocurre con la Sociedad Limitada Laboral, también la Sociedad Anónima Laboral tiene la obligación de llevar un libro de registro de socios, un libro de inventarios y cuentas anuales, un diario y un libro de actas.

VENTAJAS

Ahora vamos a ver cuáles son las ventajas de crear empresas bajo la fórmula de la Sociedad Anónima Laboral:

  • Su régimen jurídico es más flexible que el de la Sociedad Anónima.
  • La responsabilidad social queda limitada al capital aportado.
  • No se establece ninguna limitación con respecto al capital mínimo o máximo por socio.
  • Se puede nombrar a un administrador de forma indefinida.
  • Pueden entrar personas externas a la sociedad.
  • No existe una cifra mínima de socios trabajadores.
  • Una vez superado un determinado volumen de facturación, la fiscalidad resulta más interesante que en el caso de otras fórmulas mercantiles.

DESVENTAJAS

Pero al igual que tiene ventajas, la Sociedad Anónima Laboral tiene también algunas desventajas que conviene conocer. En primer lugar el hecho de que no permite cotizar en bolsa, lo cual es una desventaja importante para los empresarios que quieran introducir su empresa dentro del mercado de valores.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que no es posible mantener el anonimato de los socios, y que hay unas restricciones con respecto a la transmisión de las participaciones sociales.

A lo anterior hay que añadir que la Sociedad Anónima Laboral supone más gastos de contabilidad y gestoría que otras fórmulas mercantiles. Además se necesitan las reuniones y autorizaciones en junta para establecer competencias y decisiones importantes para las empresas, de forma general.

--

Contenido patrocinado

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.