ARCHIVADO EN:

El término dominio relacionado con una página web es semejante a la dirección real o física de cualquier inmueble. De esta forma, se hace imprescindible elegir un nombre de dominio adecuado. Gracias a los dominios web es posible identificar y traducir la dirección de una página concreta posibilitando su búsqueda en la red. Los sitios web, que son visitados por millones de personas diariamente, se componen de dos piezas fundamentales: un dominio Web, como ya hemos explicado, junto con un servidor Web.

¿QUÉ ES UN SERVIDOR WEB?

Un servidor Web es un elemento físico encargado de alojar los registros y la información necesaria para conformar un sitio web.

Posteriormente son enviados a los usuarios mediante internet al visitar ese sitio en cuestión desde sus dispositivos.

¿EN QUÉ CONSISTE EL NOMBRE DE DOMINIO?

Una vez conocido el funcionamiento y definición tanto de un dominio web como de un servidor web vamos a detallar en qué consiste el nombre de dominio.

Cuando hacemos referencia a nombre de dominio, hablamos concretamente del espacio comprendido entre el https y su extensión .com. A modo de ejemplo sería:

https://www.nuestroejemplo.com

¿CÓMO ELEGIR UN DOMINIO ADECUADO PARA NUESTRA WEB?

1. Optar por una composición sencilla de memorizar

La existencia de los nombres de dominio se debe precisamente a nuestra propia limitación para recordar. De este modo, si elegimos una composición sencilla nuestra mente estará capacitada para recordarla fácilmente.

2. Hacer nuestro sitio web apto para dispositivos móviles

En la actualidad una gran parte de los usuarios de internet utilizan sus dispositivos móviles para conectarse. Esta circunstancia hace imprescindible que nuestro sitio web sea fácilmente memorable y claro para ser recordado y escrito correctamente.

3. Incluir palabras clave siempre y cuando sean razonables

Incluir palabras clave, por lo general, dota de un mayor valor a los nombres de dominio. No obstante, éstas deben tener un sentido razonable, ya que de lo contrario podrían ser una desventaja en lugar de un impulso para nuestra web.

4. Decantarnos por nombres que favorezcan nuestra marca

Un nombre de dominio relacionado con la marca estadísticamente tiene más poder de atracción y persuasión en la mente de los consumidores. Según estudios realizados alrededor de un 77% del público objetivo basan sus compras en la marca asociada al artículo en cuestión.

5. Analizar todo el procedimiento legal antes de registrar el nombre

Debemos asegurarnos de que el nombre elegido no está registrado legamente y asociado a una marca distinta a la nuestra. Este paso se hace imprescindible para eludir situaciones indeseadas con las autoridades competentes en el futuro.

6. Elegir la extensión adecuada

En este sentido, el .com continúa a la cabeza en cuanto a la extensión de dominio, ya sea para ambos SEOs o a lo que memoria se refiere. No obstante, también las extensiones de nueva creación han crecido en los últimos años en torno a un 145%

8. Utilizar dominios caducados o ya existentes al comienzo

Para finalizar, podemos decantarnos en nuestros inicios por un dominio que ya exista o caducado, ya que albergan blacklink que a su vez incluyen enlaces. Esta circunstancia dota de mayor fiabilidad, autoridad y otras propiedades SEO, como por ejemplo un posicionamiento más propicio del sitio conocido como Page Rank.

--

Contenido patrocinado

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.