Garanley es uno de los despachos más populares en la ciudad de Barcelona. Este gabinete con especialidad en varias áreas del derecho, como son las alcoholemias, el derecho de familia, las reclamaciones laborales, el derecho hereditario, ha trabajado durante muchos años en el sector. El gabinete se especializa, sobre todo, en gestionar las reclamaciones de indemnizaciones por daños y perjuicios derivados de un accidente de tráfico.  “Nuestro bufete de abogados cuenta con más de 15 años de experiencia en el sector, por ello conocemos todos los aspectos que hay que tener en cuenta para ofrecer las máximas garantías para solucionar cada caso”, explican desde el despacho en referencia a reclamaciones del tipo lucro cesante, daños físicos y materiales, bajas laborales o bajas médicas derivadas de los accidentes de tráfico.

ÁREAS DE ACCIÓN

En Garanley.com aclaran que sus funciones principales en esta área son dos: la reclamación de daños corporales y la reclamación de daños materiales. En el primero de los casos, los abogados llevan a cabo la labor de guiar a los clientes para que reciban toda la asistencia médica, así como los diferentes tratamientos que requieran para la rehabilitación e, incluso, las periciales médicas de valoración de secuelas. “Nos encargamos de reclamar todo lo que sea necesario para facilitar la recuperación de las lesiones en caso de accidente de tráfico”, especifican. Así mismo, en el caso de los daños materiales, los abogados barcelonenses comentan que “informamos a los clientes de todas las opciones, así como de la viabilidad para recuperar el valor del vehículo y del resto de los objetos”.

El despacho especializado en varias áreas del derecho cuenta con la confianza de la mayoría de sus clientes. Tal como explican “más de un 70% de nuestros clientes confían en nuestros servicios jurídicos para reclamar su indemnización tras un accidente de tráfico”. Así mismo, el portal ha recibido varias valoraciones positivas desde portales relacionados con el sector, como las que pueden leerse en este artículo especializado en accidentes de tráfico. El despacho de abogados explica cuáles son los pasos que se deben seguir para reclamar una indemnización por accidente de tráfico.

PASOS A SEGUIR

Desde Garanley Abogados explican que pueden existir varias vías para realizar la reclamación de las mismas. “Existen dos opciones posibles, la reclamación por la vía extrajudicial, en cuyo caso no es necesario acudir a los tribunales, y la reclamación a través de la vía judicial, en los que sí es necesario”, explican los abogados barcelonenses.

El problema de la vía extrajudicial, comentan, es que las aseguradoras suelen minimizar las indemnizaciones, razón por la cual “en muchos casos no nos queda otra que acudir a la vía judicial para cobrar lo que estamos solicitando, que no es más que lo que le corresponde al cliente por derecho”.

VÍA EXTRAJUDICIAL

En el caso de la vía extrajudicial, aunque no sea necesario acudir a los tribunales, existen varias razones por la cuales es necesario contar con un abogado. Y es que, tal como explican desde el bufete, se debe negociar con la aseguradora para reclamar la máxima indemnización posible. Además, como explican los expertos judiciales será necesario contar con la presencia de un perito médico y de un perito mecánico para que tase los daños del coche. En este último caso, también será posible acreditar los daños con facturas, aclaran. En Garanley explican que “los peritos médicos se encargan de evaluar el estado de salud y los daños corporales. Así mismo, habrá que considerar si el cliente tiene secuelas y lo que debe cobrar por ellas”.

En el caso de las reclamaciones de indemnizaciones por vía extrajudicial el abogado remitirá la reclamación a la compañía aseguradora. Esta tendrá un plazo de tres meses, como máximo, para devolver la oferta motivada. En ella aparecerá indicado la valoración de la indemnización. “En la oferta motivada aparece reflejada la valoración que hace la aseguradora de los daños corporales y materiales acreditados para que el cliente la acepte o la rechace. Nuestra función, en este caso, es recomendarle cuál es la mejor opción y asesorarle en todo momento, tome la decisión que tome”, detallan. Además, tal como aclaran desde el despacho de abogados, la aceptación de la propuesta no significa que el cliente rechace posibles acciones legales. “Esto debe aparecer indicado en la oferta motivada, la cual debe reflejar también los informes y documentos que se han tenido en cuenta para la valoración”. La propuesta motivada se presenta desglosada en dos partes, por un lado, la indemnización por daños corporales y, por otro, la indemnización de daños acreditados. En el caso de que la propuesta sea aceptada, la aseguradora deberá abonar el pago en un plazo máximo de cinco días.

VÍA JUDICIAL

El despacho de abogados confirma que muchas de las reclamaciones de indemnizaciones suelen derivar en la vía judicial por falta de acuerdo con las aseguradoras, sobre todo en aquellas en las que los daños han sido mayores y no pueden solucionarse mediante juicios verbales. Desde Garanley comentan que existen dos tipos de vías judiciales de reclamación de indemnizaciones, la vía civil y la penal. “La primera de las vías puede ser verbal, siempre que las reclamaciones sean inferiores a 6.000 euros, o mediante juicio ordinarios, para las superiores”, aclaran. Así mismo, explican que el plazo para reclamar este juicio es de un año desde la recuperación o consolidación de las secuelas. “Este plazo permitirá saber a los clientes el alcance de sus lesiones”, declaran.

Para recurrir a la vía penal, especifican, es necesario que se haya concurrido a la responsabilidad criminal. Se trata de accidentes más graves con indemnizaciones superiores, pero con procedimientos más lentos, concluyen.

--

Contenido patrocinado

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.