¿Te estás preguntando si te conviene más tener una moto o un coche en la ciudad? Es una de las dudas a la hora de adquirir un medio de transporte para uso urbano. Los dos ejes que suelen inclinar la balanza se posicionan en torno a la comodidad y al ahorro.

Veamos cuales son las principales diferencias entre los dos tipos de vehículo. Moto o coche, ¿con cuál te quedas?

 

AHORRO

Una de las principales razones que se tienen en cuenta a la hora de decidir el tipo de vehículo es la económica. Comprar una moto es más barato que comprar un coche, sea nuevo o de segunda mano. A esta inversión inicial le sumamos también un coste más bajo en el mantenimiento y en el seguro. Aseguradoras como Verti Seguros ofrecen una amplia gama de alternativas para adaptar la cobertura de la moto y la tarifa a las necesidades específicas de cada uno.

Por otro lado, la motocicleta requiere una equipación como es el casco, la chaqueta o los guantes. Para casos más concretos puedes necesitar otro tipo de protección más específica como es la manta cubrepiernas o una funda para dejarla a la intemperie. El equipamiento mínimo, a diferencia del coche, es imprescindible independientemente de los kilómetros que recorras para ir seguro y cómodo por la ciudad. Aún teniendo en cuenta el equipaje, la moto es, sencillamente, más barata. Necesitas hacer un menor desembolso inicial y los gastos fijos son claramente inferiores a los del coche.

COMODIDAD

La moto, por sus características físicas, supone un transporte más ágil y rápido para desplazarse por la ciudad. Pero también puede resultar menos cómoda. En primer lugar, porque el conductor está expuesto a las inclemencias meteorológicas, principalmente al frío y a la lluvia. Por otro lado, hay que llevar siempre consigo el equipamiento, lo que puede necesitar de cierta organización para desplazarse y guardarlo.

Otra de las diferencias evidentes es el número de acompañantes y la capacidad de carga en cada una de las opciones. Más allá de que en el coche quepan más pasajeros, las opciones a la hora de transportar bolsas u objetos es significativamente superior aún pudiendo añadir una caja en la parte trasera de la moto. 

SEGURIDAD Y APARCAMIENTO

No hay que obviar que este último es un vehículo más vulnerable y existe un componente extra de peligrosidad, que en el automóvil se evita gracias a su estructura cerrada.

Otro punto a considerar es la facilidad que las motos tienen para aparcar y el consiguiente ahorro en tiempo y parkings. Para moverse dentro del casco urbano, las restricciones de aparcamiento pueden ser un aliciente para desplazarse sobre dos ruedas.

POLIVALENCIA

En líneas generales, el coche tiene un uso más polivalente. Se puede conducir en la ciudad, utilizar para transportar y realizar desplazamientos más largos por carretera.

A priori supondría un mayor confort pero dependerá en definitiva, del peso que se le dé a los pros y contras en cada tipo de vehículo.

¿QUÉ ME CONVIENE MÁS?

Parece difícil que una única opción se adapte y cubra todas las necesidades de desplazamientos individuales y familiares.

Si se prioriza el ahorro y la facilidad de conducción por la ciudad, la moto tiene considerables ventajas. Si por el contrario valoras más la comodidad, el confort y la capacidad de transporte, el coche será la mejor alternativa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.