ARCHIVADO EN:

Tras las continuas declaraciones del Presidente de la Generalitat alertando sobre la posibilidad de una vuelta al confinamiento, la consultora en telecomunicaciones Fonvirtual.com avisa que, pese al notable incremento de la demanda de soluciones para el teletrabajo por parte de las empresas catalanas, un alto porcentaje aún no estaría preparada para gestionar de manera eficiente y segura sus comunicaciones internas y externas en situación de teletrabajo.

El estudio se desprende de una encuesta realizada a más de 350 empresas en las que prácticamente en la mitad sus empleados no podrían recibir las llamadas del número de la empresa en sus domicilios, no podrían llamar sin mostrar sus números personales o no podrían transferirse llamadas entre ellos.

APROBADOS EN COMUNICACIÓN INTERNA

El estudio expone cómo la mayoría de las empresas sí han logrado articular sistemas ágiles de comunicación interna extrapolando los que usaban día a día en sus comunicaciones personales, de esta forma apps como

Telegram, Whatsapp o Skype se han vuelto más comunes en entornos empresariales.

En este caso, al tratarse de herramientas no profesionales y utilizarse en teletrabajo desde equipos personales, es importante limitar los peligros de quiebras de seguridad, ya que en muchos casos se puede compartir información sensible para la empresa.

QUE VIAJE POR INTERNET NO IMPLICA QUE EN CUALQUIER LUGAR SE PUEDA RECIBIR UNA LLAMADA

Llama la atención el alto porcentaje de empresas no preparadas para el teletrabajo que sin embargo sí que disponen de soluciones de telefonía IP basadas en VOIP, es decir en las que la llamada viaja a través de Internet. El motivo es que para recibir este tipo de llamadas es necesario disponer de equipos como teléfonos IP para la emisión y recepción de llamadas y además es necesario en muchas ocasiones configurar tanto los teléfonos como el rúter para permitir su funcionamiento. 

Esto ha causado que empresas que contaban con servicios que les permitían una correcta distribución de las llamadas y que eran en teoría “ubicuos”, no hayan podido utilizarlos cuando han requerido hacerlo fuera de la oficina. En este caso, Fonvirtual destaca, que el nuevo protocolo desarrollado por Google WebRTC, ha resultado el claro vencedor de cara a la situación actual ya que este permite recibir las llamadas directamente en el navegador, sin necesidad de equipos especiales ni de realizar ninguna configuración ni instalación. Al tratarse de una tecnología de código abierto y en cuyo desarrollo además de Google, se han involucrado otras empresas del sector, como por ejemplo Mozilla, los usuarios de este tipo de sistemas simplemente necesitaban el acceso a un ordenador y unos auriculares para disponer de su sistema de telefonía habitual.

DIFICULTADES CON EL CONTROL HORARIO

El cumplimiento de la normativa de control horario durante el teletrabajo también ha sido un quebradero de cabeza para la mayoría de empresas. En este caso solo destacan los centros de atención al cliente o call centers que al contar con servicios de control de colas o de ACD para el reparto de llamadas y control de estado, han podido también utilizar esta información para establecer reportes de inicio y fin de la actividad.

El resto de empresas, no han corrido tanta suerte y en la mayoría de los casos, no han podido cumplir con dicho requisito, arriesgándose a sanciones por parte de la administración.

LA PRINCIPAL BARRERA ES EL DESCONOCIMIENTO

Pese a que cerca del 70% de las empresas “no preparadas” para el teletrabajo, confirman su intención de adaptar sus procesos para el mismo, la mayoría indican que el desconocimiento de las distintas soluciones a su alcance es el principal problema con el que se enfrentan.

No obstante, según indica la consultora Fonvirtual.com, existen ya en el mercado, soluciones, basadas en WebRTC, lo suficientemente desarrolladas como para resolver las principales necesidades de cualquier tipo de organización como pueden ser la integración con su CRM, soluciones para el cobro seguro por tarjeta mediante inteligencia artificial, chats internos, soluciones profesionales para videollamadas, sistemas inteligentes de reparto de llamadas como colas o IVRs, entre otros.

Ante la actual situación de incertidumbre, debe ser por tanto una prioridad  para las empresas catalanas adaptarse a fórmulas de teletrabajo de forma que los efectos de un nuevo confinamiento tengan el mínimo impacto posible.

--

Contenido patrocinado

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.