ARCHIVADO EN:

Estamos viviendo un momento en el cual el planeta está comenzando a sufrir por la gran contaminación que estamos provocando los seres humanos. El cambio climático cada vez está más presente y si no tomamos medidas, el proceso puede llegar a ser irreversible. Y a pesar de que todavía no somos muy conscientes de los inconvenientes del efecto invernadero, la verdad es que si no reaccionamos a tiempo, el cambio será real. Todo eso provocará que tengamos que vivir en un mundo más difícil, cosa que a nadie le interesa. Por este motivo, en este artículo recomendamos las luces LED, que pueden sernos de gran ayuda para salvar el planeta.

ECOLÓGICA

A día de hoy se puede decir que estamos ante el alumbrado ecológico. El uso de esta tecnología beneficia al medio ambiente, de aquí ese nombre. Es así porque consume poco, pero también porque sus bombillas están libres de mercurio y otros gases que perjudican el medio ambiente. Gracias a esto, cuando compras una bombilla LED puedes tener la certeza de que no estás colaborando con el efecto invernadero y el cambio climático.

DECORATIVA

Con esta tecnología se puede conseguir una iluminación decorativa de máxima calidad. Cada vez son más los decoradores y arquitectos que apuestan por este alumbrado para conseguir efectos especiales. Hay que recordar que esta luz no solo se emite en blanco, sino que también se emite en diferentes tonos y colores.

No solo se usa dentro de casa, también se usa en los exteriores. Normalmente suele ser muy resistente a la intemperie, de aquí que esté muy presente en los jardines.

VERSÁTIL

Este tipo de iluminación es realmente versátil, por eso cada vez más personas quieren disfrutar de esta tecnología.

Como podemos ver en  LamparaDirecta.es, hay una amplia variedad de bombillas LED entre las que elegir. Estas bombillas quedan muy elegantes tanto en uso individual como con en lámparas, lo que hace que sea una opción, ya no del futuro, sino del presente. Con ella se puede conseguir todo tipo de ambientes. Y como he comentado antes, los hogares han sido los primeros en implementarla por su versatilidad. Pero a nivel público ya son muy populares. Por ejemplo, cada vez son más las farolas que apuestan por la iluminación LED por todas sus ventajas.

EFICIENTE Y SEGURA

Como he comentado anteriormente, este tipo de alumbrado es realmente eficiente y sobre todo seguro. No se fabrica con componentes que ponen en riesgo el medio ambiente como el mercurio. Con todo esto se puede decir que la iluminación LED es realmente eficiente y segura.

La seguridad también viene dada porque se trabaja con corriente continua de baja intensidad. Esto ayuda a reducir el riesgo de electrocución, a la vez que evitan sufrir pequeñas descargas que son realmente molestas.

Por supuesto, la eficiencia de este tipo de alumbrado es muy elevada. Es un sistema que nos permite tener la luz que necesitamos, manteniendo un consumo realmente reducido. Si comparamos el consumo de una bombilla LED con el de una bombilla halógena de toda la vida, podemos ver como el consumo en algunas ocasiones puede ser del 80% inferior. Esto ayuda a que iluminar una misma estancia necesite de menos energía. Y como se necesita menos energía, se contamina menos y se ayuda al medio ambiente a seguir adelante sin tanta presión.

VENTAJAS DE LA ILUMINACIÓN LED

Bajo consumo: uno de los puntos fuertes de la iluminación LED es el bajo consumo que tiene. Esto se traduce en un ahorro en la factura de la luz y sobre todo en un ahorro en la contaminación. Gracias este cambio tecnológico, se evita mandar toneladas de CO2 a la atmosfera.

Sin calor: como son unas bombillas realmente eficientes, esto hace que las bombillas no se calienten. Toda la energía que llega a la bombilla se usa para dar luz y no para dar calor. Aunque parezca mentira, este es otro aspecto que también ayuda al planeta en su lucha por el calentamiento global.

Encendido rápido: estas bombillas encienden al instante, a la vez que producen una luz nítida y brillante. En cambio, las bombillas de bajo consumo son más lentas, de aquí que la luz LED una vez más vuelva a ganar la partida.

Duración: uno de los grandes problemas del planeta es el consumo desorbitado de cosas. Por este motivo las bombillas LED se presentan como un medio para evitar consumir demasiado. Se ha demostrado que estas bombillas duran miles de horas, lo que hace que sean mucho más eficientes y duraderas que las tradicionales.

Se pueden ajustar: buena parte de las bombillas LED ya incluyen la opción de poder regular la intensidad de la luz a nuestras necesidades. Esto hace que la estancia pueda tener la luz con la cual realmente nos sentimos a gusto. No todos los modelos incluyen este extra, pero la verdad es que cada vez más lo ofrecen. La regulación puede ser manual, mientras que los modelos más modernos permiten esa regulación a través de un mando a distancia. También permiten cambiar de color rápidamente, lo que hace que sean realmente interesantes en todos los aspectos.

Contaminación lumínica: otro problema para el planeta es la contaminación lumínica. Con estas bombillas sigue existiendo, pero es mucho más baja, de aquí que a día de hoy sean la mejor opción.

Ecológicas: como he comentado anteriormente, no tienen mercurio, de aquí que sean ecológicas. Tampoco cuentan con otros gases que se liberan al romperse la bombilla. Todo esto hace que la iluminación LED sea el futuro para las personas que realmente se preocupan por el planeta y quieren luchar directamente contra el cambio global.

Ahora que ya conoces todos los beneficios de este tipo de iluminación, es el momento de dar el primer paso y cambiar hacia la tecnología LED. No te arrepentirás.

--

Contenido patrocinado

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.