El Ayuntamiento de Barcelona vuelve a reforzar el servicio de autobús a las playas y el centro de la ciudad por segundo año consecutivo dentro del Pla de Millora d'Estiu.

Las líneas reforzadas son la 39, la 45, la D20, la 59 y la V15. Con ello, se pretende que la red de autobuses mantenga intervalos de entre seis y diez minutos los días laborables no lectivos (prácticamente, el periodo vacacional del curso escolar), ha informado el concejal de Turismo, Agustí Colom.

El refuerzo, que durará hasta el 11 de septiembre, se efectúa mediante la sustitución de coches estándares por articulados y estableciendo circulaciones parciales en los tramos de más demanda en horas punta.

Este plan forma parte del Pla Estratègic de Turisme 2020 y responde a una demanda de los vecinos que viven en las  zonas del litoral y céntricas de la ciudad, ya que ven los transportes públicos afectados con la llegada de un mayor número de turistas durante la época estival.

El gobierno municipal recuerda que tiene la voluntad de destinar parte de los fondos del impuesto turístico al refuerzo del transporte público para compensar los efectos de la congestión de algunos espacios de la ciudad.

El refuerzo de algunas líneas de autobuses durante este verano cuenta con una financiación de 1,88 millones de euros provenientes del impuesto de Estancias en Establecimientos Turísticos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.