ARCHIVADO EN:

Nueva York es una de las ciudades más conocidas del mundo entero, recibe una afluencia de turistas masiva y todo el mundo se vanagloria de haberla visitado cuando lo ha hecho. Aunque hasta sus ciudadanos crean conocer la ciudad, hay muchos que desconocen las islas que la rodean. Long Island es la isla que alberga las zonas más lujosas como los Hamptons, los restaurantes de moda y las tiendas de antigüedades. Pero su vecina, Plum Island es una gran desconocida. 

Ubicada en las afueras de Nueva York, en la bahía de Gardiner, Plum Island es un lugar rodeado de misterio. Hablamos de una pequeña isla de 3,4 kilometros cuadrados que tiene más control del que pensamos. No puede acceder cualquiera, se necesita un permiso concreto de Estados Unidos. Esta alberga los secretos más misteriosos y mejor guardados.

MULTITUD DE ESPECULACIONES

Hace tiempo que surgen especulaciones de todo tipo sobre a qué se dedican los que trabajan en la isla, pero hasta ahora no se había confirmado ninguna teoría. A finales de la II Guerra Mundial se especuló con la posibilidad de que el gobierno norteamericano estuviera probando algunos proyectos nazis, incluso se habló de experimentos genéticos que podrían romper con la calma mundial.

A día de hoy se sabe que se trata de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos. Plum Island es el lugar de los EUA en el que se prevén los tipos de ataques que puede llegar a sufrir la nación y se desarrollan las mejores maneras de enfrentarlos. 

UN LABORATORIO GIGANTE

La misteriosa isla cuenta con un centro de estudios de enfermedades infecciosas, otro de prevención de ciberataques y demás departamentos absolutamente novedosos que podrían estar más adelantados de lo normal. Plum Island se ha convertido en un gigantesco laboratorio que trabaja con la intención de aprender a condonar cualquier ciberataque que les pudiera afectar.