ARCHIVADO EN:

Los afectados por el derrumbe de los nichos del cementerio de Montjuïc han vuelto a exigir al Ayuntamiento que lidera Ada Colau que les permita acceder a toda la documentación sobre las actuaciones de los responsables del consistorio y de Cemetiris de Barcelona, Eloi Badia y Jordi Valmaña, en este asunto.

Los representantes de los familiares afectados, encabezados por el gabinete jurídico de Miguel Durán, han asegurado que mantienen abiertas todos procedimientos legales, “incluida la vía penal”, ha afirmado Durán.

El abogado considera que la desestimación de la demanda por la vía penal puede hacerle creer al Ayuntamiento que “ha ganado una batalla”, pero ha avisado de que los familiares van a llegar hasta el final. “Decimos, en términos no belicistas, que esta guerra continúa”, ha dicho.

OCULTAR INFORMAR

Los representantes legales de los familiares han cargado contra la actuación del Ayuntamiento, al que responsabilizan de que no se haya facilitado toda la información sobre las actuaciones que se llevado a cabo en este asunto. “Siguen sin informar y sin permitir el acceso a la documentación a las familias afectadas”, ha afirmado.

Precisamente ahí se basa la posibilidad de que los familiares mantengan las opciones de que se presente una nueva querella por la vía penal contra los responsables del Ayuntamiento y Cementiris. Esa opción se llevará a cabo cuándo los familiares tengan acceso a la informaciónque el Ayuntamiento sigue sin facilitarnos”, ha acusado el abogado. Y ha añadido: “Lo del YAK 42 se queda muy pequeño comparado con lo que el Ayuntamiento ha hecho en este caso”.

SITUACIÓN DENIGRANTE

Los familiares exigen que el Ayuntamiento les permita el acceso a todos los expedientes administrativos que se han elaborado a este respecto y que se permita el acceso a los restos del antropólogo elegido por las familias.

“Nuestro representados”, ha acusado Durán, “no saben cuántos restos hay, dónde están, cuántos se han identificado, no les han dado ninguna información”.

Otro de los abogados de los familiares, José María de Palacio, ha reconocido que las 50 familias que representan “no están satisfechos con las explicaciones que les han dado”.

Además, ha acusado al consistorio de “intentar amedrentar a los familiares”, enviándoles cartas a sus casa cuando los abogados son los interlocutores válidos, y de mentirles diciéndoles “que en mayo empezaban a reconstruir los nichos, pero por ahora siguen sin hacer nada”. De Palacio ha advertido: “Quieren que se cansen, pero no lo van a lograr”.

Una de las incógnitas que De Palacio ha dejado en el aire es la misteriosa desaparición de un ataúd de zinc que estaba en uno de los 144 nichos del bloque derrumbado. “El zinc no se deshace, pero ¿dónde está ese féretro?.

“¿QUÉ ES LO QUE SABE?”

Respecto a la prejubilación de Jordi Valmaña como director de Cementiris, Miguel Ángel Durán, otro de los abogados, ha acusado al Ayuntamiento de haberlo mantenido en su cargo mucho más tiempo del que debería haber estado. “Tendría que haber sido cesado al mes siguiente del derrumbe, pero tiene una intensa relación con Eloi Badia”.

Durán cree que el hecho de que lo hayan cesado recientemente es debido a que “creen que con eso la responsabilidad se acaba, pero sabemos cuál es su estrategia y como han jugado con los tiempos”. Y se ha preguntado: “¿Qué es lo que sabe?".

PRIMERO, LOS RESTOS

Un representante de los afectados, Antoni Asensio, ha afirmado que “nosotros no hablamos de indemnizaciones, queremos los restos y una vez los tengamos, ya veremos”.

Asensio ha reconocido que “si las cosas se hubieran hecho con sentido, este asunto ya estaría cerrado”, y ha acusado al Ayuntamiento de querer únicamente que el “tema se cierre cuanto antes, aunque ni siquiera los nichos estén reconstruidos”.