Ecologistas y activistas de la plataforma vecinal Airenet han acusan al Ayuntamiento de no cumplir sus promesas sobre la gestión de la nueva comercializadora eléctrica pública de la capital catalana, Barcelona Energía, y de haber realizado un estudio "a espaldas de la ciudadanía".

La plataforma denuncia por medio de un comunicado que, aunque la Comisión de Medio Ambiente aprobó crear un grupo de personas para estudiar la contaminación causada por la incineradora de Sant Adrià del Besòs, gestionada por la empresa TERSA, los vecinos no han sido convocados ni han contado con los expertos que habían sugerido. La misma plataforma reclama el cierre de esta incineradora desde el mes de febrero.

Según los miembros de la plataforma, la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, decidió "unilateralmente" encargar al Consorcio del Besòs la investigación, algo que ven con "desconfianza", dado que esta entidad "planea construir 1.700 viviendas a 500 metros de la incineradora”.

ENERGÍA VERDE O CONTAMINADA

Los vecinos y activistas de una treintena de entidades ecologistas de Sant Adrià, Barcelona y Badalona, ya vienen denunciando durante este mes de julio, tras la apertura de Barcelona Energía, que la comercializadora eléctrica pública vende electricidad como "energía verde" cuando en realidad, proviene de la incineradora del Besòs, que está siendo investigada por la Fiscalía de Medio Ambiente por supuestas manipulaciones e infracciones en las mediciones de dioxinas, es decir, por contaminación.

RECELO DE LOS VECINOS POR LA CONTAMINACIÓN

Además, la plataforma se mantiene alerta por un artículo  publicado en la revista científica Science of the Total Environmental, coescrito por el profesor de la Universitat Rovira i Virgili José Luis Domingo, que defendía que "los vecinos de la zona sufren 2,5 veces más riesgo de desarrollar un cáncer" que los del resto de Barcelona. Frente a la alarma generada entre los vecinos, la comisionada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Gemma Tarafa se comprometió a estudiar esta afirmación encargando la faena a la Agència de Salut Pública de Barcelona cuyos resultados desmienten la tesis del profesor.

LA SEGUNDA PLANTA DE RESIDUOS MÁS GRANDE ESPAÑA

La planta de valorización energética de TERSA es una empresa de Barcelona Serveis Municipals (59 %) y el Àrea Metropolitana de Barcelona (41 %) y trata unas 45 toneladas de residuos por hora, lo que la convierte en la segunda mayor de España.