Barcelona abrirá la próxima semana un casal para jóvenes inmigrantes que malviven en la calle. El centro se encuentra en el barrio de Fort Pienc y abrirá todo el año en horario diurno, de 9.00 a 21.00 horas. El equipamiento tendrá capacidad para atender 25 personas de manera simultánea, aunque es evidente que se quedará corto por la creciente llegada a Catalunya de niños y jóvenes, muchos menores, de los países del norte de África que malviven en la calle, principalmente de la capital catalana.

Los responsables del centro dicen que "desde el verano se detecta la llegada constante de 200 jóvenes en situación de vulnerabilidad". Sin embargo, las cifras que baraja la Generalitat de los últimos años no son tan optimistas. Cuando era consellera de Treball, Afers Socials i Famílies, Dolors Bassa, dijo que hasta septiembre del 2016 habían llegado 485 menores no acompañados a Catalunya. En 2012 fueron 438; en 2013, 496; en 2014, 537, y en 2015, 544. A algunos de estos chicos se les ha visto las últimas semanas durmiendo en dependencias de la Ciutat de la Justícia.

El equipamiento ofrecerá una atención personalizada de estos jóvenes. Entre otros servicios, los chicos podrán comer y ducharse, y se dará atención médica para prevenir y combatir el consumo de drogas y los trastornos de salud mental. Entre los jóvenes que atenderán están los niños de la cola, jóvenes que deambulan por las calles del entorno del Palau de la Música, esnifan cola y cometen pequeños hurtos, investigados por los Mossos. Fuentes del centro aseguran que ahora esta situación de la cola no se está dando. "Es un fenómeno cíclico".  

El centro se llamará Dar Chabab, nombre árabe cuya traducción significa La Casa de los Jóvenes. El casal lo impulsa el Consorcio de Servicios Sociales de Barcelona --formado por el Ayuntamiento y la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA)--, aunque estará gestionado por tres entidades: Sant Pere Claver – Fundació Serveis Socials, Suara Cooperativa y Garbet Cooperativa de Inserción.  Los profesionales profundizarán en la educación de estas personas y se buscará que realicen acciones de voluntariado.