Pedro Sánchez será una de las bazas con las que cuente el candidato socialista, Jaume Collboni, en la próxima campaña electoral para las municipales del 26 de mayo. Así lo han manifestado a Metrópoli Abierta fuentes del PSC, aunque aún no existe un calendario definitivo para que el líder del PSOE viaje a la capital de Cataluña. De hecho, en el mitin central del PSC, celebrado en el Pabellón de la Valll d’Hebron este jueves, Sánchez avanzó que participaría activamente en la campaña de las municipales, sin detallar en qué consistiría su actividad en esos momentos.

La plaza de Barcelona, no obstante, es importante para los socialistas por un doble motivo: por su peso político y por el simbolismo de reconquistar la principal ciudad en territorio independentista. “Vemos estas elecciones como una segunda vuelta de las generales. Esperamos que el socialismo avance en las generales y, dependiendo de cómo se acabe, tras el 28 de abril comienza una nueva etapa. Ahí se podrá visualizar que el PSC será una opción viable y real para llegar de nuevo a la alcaldía de Barcelona”, indican fuentes socialistas consultadas por este diario.

En esta estrategia, Pedro Sánchez sostendrá tesis similares a las de Collboni. “La sintonía entre ambos es muy buena”, admiten las fuentes. No hay que olvidar que fue el propio Sánchez quien presentó a Collboni como el candidato socialista a la alcaldía de Barcelona en una visita a la capital catalana durante el mes de enero pasado. Por si fuera poco, aseguran, “la ciudadanía percibe que ambos pueden dar la campanada en los próximos comicios”.

CRÍTICAS A COLAU

Sánchez ha abrazado las críticas del alcaldable por Barcelona hacia los comunes. “Pedro ya se refirió a la situación de Barcelona durante su mitin en Barcelona del pasado jueves. Sabe que Ada Colau rompió el gobierno municipal de izquierdas por las presiones independentistas y por eso es preciso que la izquierda seria vuelva a tomar el control de las instituciones”, aseguran las fuentes. Ésa será una de las principales reivindicaciones de Collboni durante su campaña: dejar en evidencia a Colau por haber roto un símbolo. “Dinamitó un gobierno progresista plegándose a los deseos del independentismo, incluida la derechona soberanista. Olvidó las reivindicaciones sociales y sacrificó los principios de izquierdas de los comunes para abandonarse en los brazos de una ideología que nada tiene de social”, en palabras de un dirigente del PSC.

Apuntan también que “mientras que la alcaldesa decía una cosa, hacía otra. Y así se ha visto reiteradamente. Quiso arrinconar al constitucionalismo, a los demócratas constitucionalistas, mientras que ponía alfombra roja a todas las peticiones independentistas”, critican desde las filas socialistas. Subrayan, en este sentido, que “cuando decía o prometía alguna cosa, inmediatamente salía una foto evidenciando lo contrario. Colau sólo ha trabajado para la mitad de la población desde el Ayuntamiento”.

PARALELISMOS DE DOS CANDIDATOS

Desde algunos sectores del PSC, se traza un paralelismo entre Jaume Collboni y Pedro Sánchez. “Si Pedro Sánchez es la esperanza española, Collboni es la esperanza barcelonesa. Los paralelismos son muchos: desde la juventud de ambos, su buena imagen, su proyección de futuro y su experiencia en gestión”, subraya una de las fuentes consultadas.

Y otra destaca que “de la misma manera que Pedro Sánchez ha logrado ilusionar de nuevo al electorado socialista español, Collboni está haciendo lo mismo con el electorado socialista barcelonés, aportando ideas nuevas y frescas, proponiendo una nueva ciudad y presentando ante los ciudadanos un futuro emocionante e ilusionante”. Ese paralelismo entre los dos proyectos (de hecho, el propio Collboni ya había dejado caer en algunos foros que su objetivo es hacer en Barcelona lo que Sánchez ha hecho en España) es una de las bazas que también explotará el candidato socialista.

Falta, no obstante, concretar cómo será el apoyo de Sánchez a la campaña del alcaldable del PSC. “Es el PSOE el que ha de hacer la agenda del presidente del Gobierno, pero de momento tenemos la constancia de que quiere visitar Cataluña, y Barcelona, por supuesto, durante la campaña municipal. Nos quedamos, de momento, con esa promesa”.