Siniestro empresarial en el oscuro submundo de las casas de citas. Metrópoli Abierta ha sabido que la sociedad Fórum Nordic ha presentado un concurso de acreedores, o sea, la suspensión de pagos. Ello significa lisa y llanamente que la entidad deja a sus acreedores colgados de la brocha, pero con el amparo judicial. El expediente ha entrado en el Juzgado Mercantil número 4 de Barcelona.

LANCES AMATORIOS

Fórum Nordic es una de las sociedades gestoras del club de streptease Bacarrá, ubicado en la calle Borí i Fontestà, entre Ganduxer y Beethoven, a un tiro de piedra del Turó Park y la conocida iglesia redonda de San Gregorio Taumaturgo. Se trata de una de las zonas más pijas de Barcelona.
 
El Bacarrá es una barra americana, con todo lo que ello implica. Ofrece servicios de alcahuetería y bailes eróticos realizados por señoritas de vida más o menos alegre. En el local se pueden consumir todo tipo de bebidas, pero no es posible consumar. Los desahogos se llevan a cabo en centros relacionados como el New Bacarrá, en la calle Loreto, muy cerca de avenida de Sarrià.

DOS SOCIEDADES GESTORAS

El establecimiento de Borí i Fontestà ha sido un foco incesante de problemas, ruidos y escándalos para los vecinos, por el constante ajetreo de coches, meretrices y clientes.

Fuentes conocedoras explican a Metrópoli Abierta que por medio de Fórum Nordic se facturan algunas actividades de la discoteca erótica. Otros servicios se giran a través de la sociedad Iniciativas Movilex, también domiciliada en el mismo Bacarrá.

GOLPE DE HACIENDA

Crónica Global informó en febrero de la suspensión de pagos presentada por Iniciativas Movilex. La noticia causó sorpresa en el sórdido ambiente de los lupanares, porque según es un secreto a voces, el Bacarrá ha sido hasta la fecha un negocio muy lucrativo.

La insolvencia sobrevenida de Movilex se debe a que Hacienda le habría impuesto una multa de un millón de euros, por no haber declarado todos sus ingresos, es decir, por mover ingentes sumas de dinero opaco.

Ante el leñazo del fisco, el dueño Jaime Veiga Chaos, ni corto ni perezoso, decidió llevar a la sociedad al concurso de acreedores. Ahora Veiga ha vuelto a repetir la jugada con Fórum Nordic, otra de las mercantiles que gestionan el Bacarrá.

GRUPO EMPRESARIAL

Debido a su actual situación de intervención judicial, el Bacarrá funciona a medio gas. Por ello está derivando a la clientela hacia otros locales de alterne del grupo.

Veiga es un conocido empresario de la noche. Además del Bacarrá y New Bacarrá, mueve los hilos de casas de lenocinio como Nexus, situada también en la calle Loreto, y Darling, en calle Casanovas. Esta cadena de “ocio” para adultos abarca de forma paralela la faceta hostelera, con el restaurante-pulpería Lampazas, en avenida Paral·lel, que toma el nombre de la pedanía lucense donde nació Veiga.

En 2018 Fórum Nordic declaró oficialmente a la Agencia Tributaria una facturación de 63.700 euros y unas pérdidas de 484.000 euros. En su expediente figuran varios impagos y embargos en 2016, 2017, 2018 y 2019, correspondientes todos ellos a administraciones catalanas.

COLABORADORAS

Jaime Veiga siempre se ha movido en el mundo de la noche, antes como gestor de discotecas y después como promotor de garitos de mala nota. En 2013 cesó de administrador de Fórum Nordic e Iniciativas Movilex y le pasó el testigo a Marta Ribas Llull, una de sus testaferros. Ribas fue tiempo atrás relaciones públicas del colmado de lujo Semon.

En Fórum Nordic e Iniciativas Movilex ejerce de apoderada Ana Victoria García García. Veiga explota además el histórico bar de copas Pippermint, situado igualmente en Borí i Fontestà, justo delante del Bacarrá.