Nuevo caso de coronavirus. El exalcalde del Ayuntamiento de Barcelona Xavier Trias se encuentra ingresado en el Hospital Clínic desde este domingo por la tarde. Trias dio positivo en la prueba que le fue practicada la pasada semana.

Según ha avanzado Betevé y han confirmado a Metrópoli Abierta fuentes del grupo municipal de Junts per Catalunya, el ingreso en el centro sanitario se produjo por la evolución de los síntomas que presentaba el exedil y exconseller de la Generalitat y que aconsejaron su ingreso hospitalario.

Trias llevaba días con fiebre y tos persistente, dos de los factores que pueden indicar el contagio por coronavirus. Trias ha explicado que está en las mejores manos y ha agradecido, a través un portavoz del grupo municipal, las muestras de apoyo y cariño que ha recibido en los últimos días. 

ESTADO DE SALUD

Recientemente, el exalcalde de Barcelona entre los años 2011 y 2015 se sometió a un tratamiento para solucionar el temblor que sufría en una de las manos. 

Lo que sufre Trias es fruto de un trastorno que le ha acompañado desde los 18 años y que recientemente se había agravado hasta el punto que le costaba escribir o coger un vaso para beber agua: “Para mí era invalidante”, aseguró el exdirigente del PDeCAT, retirado de la política activa desde finales del mandato pasado.

UNA INTERVENCIÓN MUY NOVEDOSA

Trias reapareció con el pelo muy corto a causa de la intervención que se hizo, basada en una tecnología de ultrasonidos que elimina las células que provocan los invalidantes síntomas. Primero se ha tratado para curarse la mano derecha, que muestra una mejora de la movilidad y el pulso. “Ahora puedo coger el vaso y tomar agua”. De aquí en un año, se volverá a operar para poner fin al temblor de la mano izquierda.

EN NAVARRA

El tratamiento que recibió Trias es una novedosa técnica que se aplica en la Clínica Universidad de Navarra. Todavía no se utiliza en los centros hospitalarios catalanes pero en los próximos años se intentará llevar a cabo en el Hospital Germans Trias i Pujol.

También ha comentado que no ha podido esconder esta cuestión en su etapa como político: “Era imposible que no se notara”. A pesar de todo, lamentó que había gente que hacía un juego sucio y hablaba de sus temblores con mala idea. El exalcalde ha descartado volver a la primera línea de la política

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.