La empresaria española Susana Gallardo se ha convertido en miembro del consejo de de la inmobiliaria francesa Unibail Rodamco Westfield (URW) junto a otros dos accionistas, que se habían rebelado contra la dirección y han conseguido bloquear una ampliación del capital.

La junta aprobó este martes el nombramiento de Gallardo, de Léon Bressler y de Xavier Niel, al tiempo que rechazó la resolución a la que se oponían frontalmente, y con la que el equipo directivo pretendía proceder a un aumento de capital de 3.500 millones de euros para hacer frente a su fuerte endeudamiento.

A LA ESPERA DE LA VACUNA

En un comunicado, el consejero delegado, Christophe Cuvillier, dijo tomar nota del voto de los accionistas, que supone un serio revés para su estrategia (que necesitaba el apoyo de al menos dos tercios), y anunció que el consejo se reunirá en los próximos días con sus nuevos miembros.

Cuvillier explicó que el anuncio de este lunes sobre una posible primera vacuna contra el Covid-19 podría tener un impacto positivo para el sector inmobiliario, y en el caso de su empresa, para el plan de cesiones. Pero recordó que el nivel de endeudamiento sigue siendo "elevado" y por eso habrá que "estudiar todas las alternativas que permitan reforzar rápidamente la estructura financiera del grupo".

AUMENTO DE CAPITAL

Estos empresarios han criticado la compra en 2019 de Westfield, que ha endeudado fuertemente la compañía francesa, y proponen como alternativa al aumento de capital la cesión de centros comerciales en Estados Unidos adquiridos entonces.

Los vínculos de Susana Gallardo con Francia se han visto sustancialmente reforzados en los últimos tiempos con su matrimonio con el exprimer ministro francés y actual concejal del Ayuntamiento de Barcelona Manuel Valls​.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.