ARCHIVADO EN:

El próximo jueves 6 de junio la cantante colombiana Shakira tendrá que declarar como investigada ante el Juzgado de Instrucción 2 de Esplugues de Llobregat por seis delitos contra Hacienda Pública. La Fiscalía de Barcelona presentó una querella contra la cantante en diciembre en la que se le acusaba de simular que residía en países con tratamientos fiscales favorables entre 2012 y 2014 cuando en realidad vivía en España “de manera habitual”.

El Ministerio Público exige por ello una fianza de 19.417.292,73 euros, cantidad que comprende las cuotas defraudadas a la Hacienda Pública -más un tercio-. La querella se dirige además contra un abogado con domicilio en Nueva York que supuestamente habría ayudado a la artista a crear un “entramado societario” para defraudar.

EVASIÓN DE IMPUESTOS

La Fiscalía apunta que Shakira vivió todo 2012 y parte del 2013 en Barcelona, hasta que adquirió junto al futbolista Gerard Piqué una vivienda en Esplugues de Llobregat. “La querella permaneció de manera efectiva en España 243 días en 2012, 212 días en 2013 y 244 días en 2014”.

La cantante, por contra, ha ido explicando en gran cantidad de ocasiones que “tenía residencia fiscal en Bahamas y presentó un documento de verificación de residencia”, evitando de esta manera cumplir sus obligaciones fiscales, según El Confidencial.

La Fiscalía empezó a investigar a la cantante colombiana a raíz de un informe remitido por la Agencia Tributaria que alertaba de que habría evadido el pago del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) entre los años 2011 y 2014, simulando presuntamente que durante ese tiempo residió más de seis meses al año en países con una fiscalidad favorable.