ARCHIVADO EN:

El número dos de la candidatura de Ciudadanos a las últimas elecciones general, Toni Roldán, ha anunciado que deja el partido comandado por Albert Rivera. También deja su escaño en el Congreso.

Roldán, nacido en Barcelona en 1983, ha sido hasta su dimisión el portavoz económico del partido naranja en la cámara baja.

Las razones que explican la marcha de Roldán de Ciudadanos hay que buscarlas, según él mismo, en el giro que ha dado el partido en los últimos tiempos, sobre todo en su acercamiento al Partido Popular y a Vox. “No se puede ser lo que no se es durante mucho tiempo”, ha afirmado.

EL PARTIDO HA CAMBIADO

Roldán considera que en este caso ha sido la dirección del partido, y no él, la que ha dado un giro en su política, lo que le ha obligado a tomar esa decisión. El economista ha afirmado en una comparecencia para explicar su decisión, que “no me voy porque yo haya cambiado, lo que ha cambiado es el partido”.

Roldán siempre se ha mostrado contrario a la negativa de la dirección del partido a llegar a acuerdos con el PSOE y ha defendido la necesidad de superar de una vez por todas este tipo de confrontaciones. “¿Cómo vamos a superar la confrontación entre rojos y azules si nos convertimos en azules?”.

El economista considera que la senda que están siguiendo los dirigentes del partido no es buena ni para el partido ni para el país. “Todas las decisiones tienen costes, pero los costes de la estrategia de Ciudadanos para España son demasiado altos”, ha concluido.

SIGUE LOS PASOS DE VALLS

Pese a que se trata de estructuras diferentes del partido, la marcha de Roldán ha seguido una ruta parecida a la de Manuel Valls. Aunque en el caso del político municipal la decisión de acabar la relación fue del partido, la base de la decisión es prácticamente similar: la deriva hacia la derecha de Ciudadanos.

Tanto Valls como Roldán se han mostrado críticos con la negativa de Ciudadanos a negociar con el PSOE o su acercamiento al partido de extrema derecha Vox.

Valls ya criticó la famosa foto de Colón, en la que aparecían los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, Partido Popular, Pablo Casado, y el de Vox, Sanbtiago Abascal. Además, el ex primer ministro francés ha cuestionado tanto el apoyo de Vox al gobierno de Andalucía, del que forma parte Cs, como los acuerdos que están alcanzando en Madrid los tres partidos de derechas para gobernar el Ayuntamiento de la capital y la comunidad autónoma.