Núria Paricio, directora de la asociación de comerciantes Barcelona Oberta, ha protagonizado la cuarta entrega de Diálogos de Barcelona, que ha versado alrededor del modelo de turismo de Barcelona.

Paricio ha pedido a las autoridades la liberalización de los horarios comerciales para poder “jugar en las mismas ligas que están jugando otras ciudades europeas” como París, Lisboa, Milán, Roma, Berlín o Amsterdam, las cuales ha definido como las competidoras de Barcelona en turismo comercial.

En este sentido, Nuria Paricio ha denunciado que los turistas que viajan a Barcelona se encuentran con que los domingos las tiendas están cerradas, a diferencia del resto de grandes ciudades europeas, mencionadas anteriormente.

“Hemos de tener en cuenta que Barcelona es en estos momentos la segundo ciudad de Europa en deseo de compra. Tú preguntas a un turista si quiere venir a comprar a Europa y su primera opción es Londres y después Barcelona. Resulta que cuando llega aquí se encuentra las tiendas cerradas”, ha lamentado Paricio, quien ha cifrado en un 12/13 % el impacto del turismo en el PIB de Barcelona.

MORATORIA HOTELERA

Aunque no se ha opuesto a la moratoria hotelera, la directora de Barcelona Oberta ha criticado la forma en la que se ha planteado, porque potencia una “hotelería de una calidad baja”, al obligar a reducir un 25% de la capacidad a los establecimientos que realizaran obras de mejoras.

Por otro lado, Paricio también ha criticado la laxitud por parte de las autoridades locales con el fenómeno del Top Manta. En este sentido, ha reconocido la “necesidad de dar una salida social a estos jóvenes”, pero también ha denunciado que “no hay capacidad para dar salidas sociales” al millar de personas que calculan que trabaja vendiendo en la calle.