"Ready pa morir", así se describía María Corrales, responsable de discurso de En Comú Podem, tras vivir los disturbios en Barcelona. La asesora de Colau, que fue arrebatada a la CUP por el partido que gobierna en Barcelona, ha sido aleccionada por justificar la violencia en las calles de la capital catalana. 

Tal como ha adelantado Crónica Global, tras una serie de mensajes en las redes sociales, en los que justifica los episodios de violencia en las calles tras la sentencia del 1-O, la ejecutiva de En Comú Podem ha tenido que pararle los pies. Esto ha sido después de que Corrales publicara un artículo con el título “Estamos ‘ready pa morir’: disturbios en Barcelona", parafraseando la letra del cantante machista de trap, Yung Beef, y que todavía tiene en destacado en su perfil de Twitter. 

"LIBERTAD Y CAOS"

La que fuera portavoz de Poble Lliure, integrado en la órbita de la CUP, publicó una serie de comentarios sobre el enfrentamiento cuerpo a cuerpo con la policía, que han protagonizado en las últimas semanas los radicales independentistas. El pasado día 19, la joven periodista afirmaba que “la primacía del fuego y el enfrentamiento cuerpo a cuerpo con la policía estos días, se explica también por la fuerza de la imagen versus, la acción en sí. Son (somos) generación Instagram”, sostenía aludiendo su edad. 

También, el mismo día que un agente de la Policía Nacional tuvo que ser ingresado de urgencia por un fuerte golpe en la cabeza, la asesora de Ada Colau publicaba "Libertad o Caos". Además de asegurar que “la escisión entre partidos y sociedad civil hacía tiempo que venía viéndose también en el movimiento popular de raíz independentista. Los CDR evidenciaron la fragmentación de dos estrategias: la visibilización del conflicto, acorde a ciclos políticos de resistencia; y las organizaciones y partidos, cada uno desde su defensa de la unilateralidad (puigdemontismo y ANC) o la ampliación de la base (ERC y Òmnium, con diferencias sustanciales también en cuáles son los elementos que ponen cada uno sobre la mesa para 'ser más'). Es ahí y en la tradición anarquista catalana donde creo que hay que buscar las condiciones subjetivas que han permitido las protestas de estos últimos días”.

Corrales no es la única oveja negra del Ayuntamiento. Hace una semana, Jordi Rabassa, concejal de Ciutat Vella y Memoria Democrática, reabría el debate sobre el traslado de la Jefatura Superior de Policía Nacional de la Vía Laietana. Horas después de su gran metedura de pata, el concejal más radical del gobierno municipal de Barcelona, fue desautorizado por Laia Bonet, número dos del PSC en Barcelona. La tercera teniente de alcalde aseguró que los comentarios de su compañero de gobierno eran opiniones personales, y aclaró que el Ayuntamiento ni está pidiendo ni pedirá el traslado de la comisaría.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.