ARCHIVADO EN:

Cuando tenía tres años –solo tres– a Gaby le diagnosticaron cáncer. Era Neuroblastoma, un tipo de cáncer infantil con un alto índice de mortalidad. Su madre, Edna Rocío Cañizares, lo dejó todo para cuidar a su hija en Barcelona, donde viven las dos solas. “Cuando creíamos que esta horrenda enfermedad se había ido, vuelve, y esta vez, más despiadada que nunca”, cuenta con tristeza la madre.

Tras varios años de cirugías, quimioterapias e inmunoterapia, el cáncer ha regresado. Con metástasis en la médula y en los huesos. También se ha visto afectado su hígado, la masa paravertebral y múltiples ganglios, según detalla la madre de Gaby, la niña que tiene ahora ocho años.

PIDE DIFUSIÓN Y AYUDA

Edna ha difundido su historia en las redes sociales y ha pedido ayuda a través de la plataforma Gofundme donde ha lanzado un crowdfunding. Su objetivo es lograr 90.000 euros para costear su tratamiento en el exterior, concretamente en Michigan (EEUU), donde accedería a “una terapia efecto vacuna” que podría proteger a Gaby de futuras recaídas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hola familia, desde mi última publicación saben que Gaby entró en una aplasia severa, donde hemos estado en un gran riesgo. el dolor en su espalda y pierna la lleva de nuevo a la terapia paliativa con Morfina y rescate, hasta el día de hoy continúa recibiendo esa droga para aliviar sus dolores (tiene 3 meses tomándola) junto a la afectación de las llagas de su boca, llegó a la pérdida de apetito durante el mes q estuvo hospitalizada, alimentándose por una vía parenteral, perdiendo 5 kilos. Nos dieron de alta cuando sus defensas empezaron a subir, para q Gaby se alimentara mejor, pero duro muy poco ya que en dos ocasiones la ambulancia tuvo que ir a casa xq Gaby entraba en crisis, la última vez fue este lunes 22 /04. donde presentó problemas de tencion, descenso de plaquetas, fiebre y dolor extremo. Y ahora está presentando una sepsis, con defensas en cero.. así que no hemos parado, entre sustos, descansos, silencio, un abanico de emociones donde trato de mantener la cordura. Yo necesitaba un tiempo para pensar y reflexionar ( por eso mi ausencia en mis publicaciones) .. Prolongar la vida de mi hija con un tratamiento que la mantenga y con efectos de sufrimiento no es mi búsqueda, solo le quedarían unos meses o 2 años de vida si no logramos llegar a eeuu. Una madre no entiende de partidas, ni será aceptable nunca. No me conformo con tatuarme en mi piel su rostro como me lo dice ella. Verla feliz es todo para mi, ella es tan buena que merece vivir. En Michigan hay terapias pioneras contra el Neuroblastoma y ese es mi único objetivo y PROPOSITO💔🍀. Se que hay que tener FE y la tengo,si no existiera la esperanza no existiera la fe ya que las dos van unidas la una a la otra. Y la ESPERANZA para Gaby se encuentra en Michigan. Con un Ángel que me envío la vida, estamos preparando y trabajando el material para informales y lograr el apoyo de todos ustedes, ser eco de está historia para que puedan ayudar y se unan a la causa. La página de recaudación de fondos GOFUNDME, UNA SONRISA POR GABY. (está en mi perfil el link) tiene el objeto de alcanzar los recursos para financiar el tratamiento que se necesita y así Gaby tenga un futuro sin Neuroblastoma. #oracionporgaby

Una publicación compartida de Maria Gabriela B. Cañizares. (@unasonrisaporgaby) el

Por ahora, han logrado recaudar ya más de 8.000 euros. “Me asusta no poder contar con recursos para poder sostenernos. ¿Cómo trabajaré y cuidaré a mi niña?”, se pregunta. En este sentido, apela a los padres y les pide auxilio. “Os necesitamos”, se sincera. Pese al panorama, no se rinden y lanzan un mensaje esperanzador, lleno de energía: “Somos unas guerreras, fuertes y firmes con la convicción de nunca entregarnos”.

En España, cada año se diagnostican 1.400 nuevos casos de cáncer infantil, según la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer. De estos, unos 1.050 corresponden a menores de 14 años y otros 400 a adolescentes. Pese a que la tasa de supervivencia es del 80 %, todavía queda un largo camino por recorrer y acabar con el cáncer de una vez por todas.